Para orar cada día: Jueves

3ª Semana del Tiempo Ordinario

30 de enero de 2020. Festividad de Santa Martina

"Como discípulos de Cristo tenemos que ser un signo claro de su amor para todos los hombres. Desde nuestras palabras, desde nuestra propia vida con sus obras, los hombres alcanzarán a leer que Dios camina entre nosotros con todo su amor salvador"
¿Acaso se trae la lámpara para ponerla debajo del celemín o debajo del lecho?

Marcos 4, 21-25

En aquel tiempo, Jesús decía a la gente: «¿Acaso se trae la lámpara para ponerla debajo del celemín o debajo del lecho? ¿No es para ponerla sobre el candelero? Pues nada hay oculto si no es para que sea manifestado; nada ha sucedido en secreto, sino para que venga a ser descubierto. Quien tenga oídos para oír, que oiga».

Les decía también: «Atended a lo que escucháis. Con la medida con que midáis, se os medirá y aun con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará».
 

Comentario

¿Para qué sirve? Si no damos esa luz que se nos pide, ¿qué testimonio daremos? El cristiano está hecho para la luz, no para las tinieblas. Y es en ese constante equilibrio entre la luz y la sombra donde crecemos cada día. Donde vamos construyendo la medida y la perspectiva con la que nos medimos y con la que medimos a los demás. Ya dijo san Agustín: "la medida del amor es el amor sin medida". Y hacia allí encaminamos nuestra luz, la que ocultamos, dejándola a la intemperie del amor.
 

Pregunta para reflexionar

¿Qué luz aportas a la vida? ¿Cuál es tu medida?
 

Oración

Danos, Señor, creatividad y libertad para comunicar tu palabra hacha vida en nuestros ambientes.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo