Para orar cada día: Jueves

14ª Semana del Tiempo Ordinario

9 de julio de 2020. Festividad de Santa Anatolia

"Jesús quiere evangelizadores que sean capaces de convencer con una forma de vida, que haga resplandecer los valores esenciales del evangelio"
Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca

Mateo 10, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus Apóstoles: «Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis. No os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento. En la ciudad o pueblo en que entréis, informaos de quién hay en él digno, y quedaos allí hasta que salgáis. Al entrar en la casa, saludadla. Si la casa es digna, llegue a ella vuestra paz; mas si no es digna, vuestra paz se vuelva a vosotros. Y si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella sacudiendo el polvo de vuestros pies. Yo os aseguro: el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad».
 

Comentario

Muchas veces, ante la complejidad de este mundo y la desmesura de los retos que se nos plantean, nos quedamos paralizados. Sentimos que no podemos hacer nada porque hay una desproporción entre nuestro tamaño y nuestras posibilidades y lo que la realidad nos plantea.

Pero Jesús no lo ve así. Envía a los apóstoles y nos envía a nosotros a la misión, a proclamar que el Reino está cerca. Un cristiano no puede quedarse cruzado de brazos ni conformarse con la situación del mundo. Por el contrario, está llamado a salir de sí mismo y a hacer de cada encuentro una oportunidad para anunciar la Buena Nueva de Jesús.
 

Pregunta para reflexionar

Id… Proclamad…Dad…Son imperativos, no preguntas. Para un cristiano, el apostolado no es una posibilidad, sino un mandato del mismo Cristo. ¿Lo cumples?
 

Oración

Mira que, antes de mandarte “Id”, quiso Él venir a la tierra a redimirte; antes de mandarte “Proclamad”, quiso Él proclamar en tus oídos la buena noticia; y, antes de mandarte “Dad”; él mismo se te dio.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo