Para orar cada día: Miércoles

Tiempo de Cuaresma

26 de febrero de 2020. Miércoles de Ceniza

"La Cuaresma debe renovar la esperanza que nos hace sentir con toda una historia por construir, la historia donde tenemos que vivir nuestra fe y hacer presente a Dios que siempre nos acompaña"
Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos

Mateo 6,1-6.16-18

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

»Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará».
 

Comentario

Parece decirle Jesús aquí a los discípulos cuando habla acerca del comportamiento de los fariseos y los hipócritas. Actuar en sentido contrario a ellos porque su manera de hacer las cosas busca el parecer frente al ser. En la oración en la limosna y en el ayuno.

Comienza un año más el tiempo de Cuaresma, una nueva oportunidad de renovar nuestra manera de hacer y de ser. Cada uno tendrá que valorar el giro que tendrá que dar su corazón. Pero seguro que el camino lo marcará la confianza en él.

Que a nuestro lado nos invitará, una vez más, a acompañarle al Calvario.


Pregunta para reflexionar

¿Cómo vivir la Cuaresma  para que sea un "tiempo de gracia"? Tiempo  de conversión, de oración y reflexión, de descubrir la ruta de mi vida?
 

Oración

Hoy me invitas, Jesús, a buscarte en el desierto, a encontrarte en la penitencia, a unirme a ti en la caridad, a descansar contigo en la oración; y ya no tendré que poner cara triste, porque tu rostro me iluminará, y todos sabrán que la Cuaresma es un tiempo alegre.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo