Para orar cada día: Lunes

Tiempo de Semana Santa

15 de abril de 2019. Lunes Santo

"El amor de María anticipa el amor de Jesús. Ella vertió sus lágrimas sobre los pies del que se vertió a sí mismo sobre el mundo"
Ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos

Juan 12, 1-11

Seis días antes de la Pascua, Jesús se fue a Betania, donde estaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos. Le dieron allí una cena. Marta servía y Lázaro era uno de los que estaban con Él a la mesa.

Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro, muy caro, ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. Y la casa se llenó del olor del perfume. Dice Judas Iscariote, uno de los discípulos, el que lo había de entregar: «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios y se ha dado a los pobres?». Pero no decía esto porque le preocuparan los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía la bolsa, se llevaba lo que echaban en ella. Jesús dijo: «Déjala, que lo guarde para el día de mi sepultura. Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis».

Gran número de judíos supieron que Jesús estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también por ver a Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes decidieron dar muerte también a Lázaro, porque a causa de él muchos judíos se les iban y creían en Jesús.
 

Comentario

Estamos entrando en la Semana Santa, en la semana de la pascua de Jesús, de su pasaje de este mundo al Padre. La liturgia de hoy coloca ante nosotros el comienzo del capítulo 12 del evangelio de Juan.

Jesús, perseguido por los judíos, va a Betania. Seis días antes da pascua, Jesús va a Betania a casa de sus amigas Marta y María y de Lázaro. Lázaro y sus hermanas dieron una comida a Jesús, probablemente en agradecimiento. María unge a Jesús. Durante la comida, María unge los pies de Jesús con medio litro de perfume de nardo puro. Judas critica el gesto de María. Afirma que es un desperdicio. Donde Judas ve desperdicio, Jesús ve amor. El amor de María anticipa el amor de Jesús. Ella vertió sus lágrimas sobre los pies del que se vertió a sí mismo sobre el mundo.
 

Pregunta para reflexionar

¿Qué nos enseña el gesto de María? ¿En qué tipo de alerta nos pone la reacción de Judas? 
 

Oración

Señor, cuando me descubro criticando a otros, lo que necesito corregir es mi propia visión deformada.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro