Mujeres de la Biblia (II). Nuevo Testamento

En el Nuevo Testamento podemos encontrar los nombres de hasta treinta mujeres, desde María, la Madre, hasta Loida y Eunice, las madre y abuela de Timoteo. Vamos a enumerarlas; algunas tienen nombre propio, otras no:

1) Isabel, madre de Juan Bautista                                                                                                “Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?”. Lc.1,42-44

2) María, la Madre
“¿Cómo será eso, pues no conozco varón?” / ”He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra”/”Proclama mi alma la grandeza del Señor...” / ”Hijo, por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados” / “No tienen vino”...”. Haced lo que él os diga”. Lc.1,34.38; 47ss.; 2,48. Jn.2,3

3) Ana, la profetisa
Tuvo en sus brazos al Niño Jesús, después de Simeón, alabando también  a Dios y hablando el niño a “todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén”. Lc.,2,36

4) La novia de Caná
¿Parientes? ¿Vecinos? El caso es que María y Jesús estaban invitados a la boda. Primer “signo de Jesús”: seis tinajas de cien litros cada una = ¡seiscientos litros! Podrían montar una tienda. Jn.,2,3

5) La suegra de Pedro
La pobre estaba en cama con fiebres y Jesús la curó. Se ha prestado a toda serie de interpretaciones jocosas sobre su parentesco con Pedro. Lc.,4,38

6) La viuda de Naim
Mujer, sin esposo y sin hijo único, total, un cero a la izquierda. Jesús cambia la situación de la mujer. Lc.,7,12

7) La pecadora
Probablemente la “mujer pública” del pueblo. Jesús le devuelve la dignidad perdida, después de su derroche de amor: “sus muchos pecados han quedado perdonados, porque ha amado mucho “... Lc.,7,37…

8) La hija de Jairo
La pobrecilla estaba en cama y no comía. Probablemente Jesús la curó de la anorexia. Lc.,8,43

9) La hemorroísa
Uno de los más hermosos pasajes del evangelio. Lo recogen también Mateo (9,18-26) y Marcos ,(5,21-23). Esta mujer era un caso de impureza legal según Lev.15,25-31, pero Jesús se salta la ley para salvar a la persona. Lc., ibid.

10) Las mujeres que acompañaban a Jesús
“... algunas mujeres que habían sido curadas de espíritus malos y de enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios,Juana, mujer de Cusa, un administrador de Herodes; Susana y otras muchas que les servían con sus bienes...”. Discretas, pero imprescindibles, las mujeres. Lc.,8,2-3

11) Marta y María
Frecuentemente son consideradas como personificación de la vida activa (Marta) y de la contemplativa (María). Mientras ésta escuchaba a los pies de Jesús, Marta se afanaba en preparar la comida. Pero Jesús (y la Iglesia hoy), necesitaba de las dos. Jn.,11

12) La mujer curada en sábado
Frente a la hipocresía de los fariseos  Jesús devuelve a  la salud a una pobre mujer. Lc.,13,11

13) La mujer de la moneda
Seguramente era una de las moneditas de su corona de novia, que las mujeres guardaban como  oro en paño. Lc.,15,8

14) La viuda y el juez
"Una viuda que solía decirle (al juez): Hazme justicia frente a mi adversario.Por algún tiempo se estuvo negando, pero después se dijo a sí mismo: “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está molestando, le voy a hacer justicia…”. Me recuerda el poema de Rosalía “A xusticia po-la man”. Lc.18

15) La viuda de la limosna
”Alzando los ojos, vió a unos ricos que echaban donativos en el tesoro del templo; vió también a una viuda pobre que echaba dos pequeñas monedas, y dijo: “En verdad os digo que esa pobre viuda ha echado más que todos, porque todos esos han contribuido a los donativos con lo que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir”. Lc.21,                                                                                                                     

16) La samaritana
Iba por agua al pozo de Jacob y se encontró con el Agua viva de Jesús. Jn. 4,7

17) La mujer adúltera
Jesús rescata, perdona y devuelve la dignidad a aquella mujer, a quien los “viejos verdes” querían lapidar. Recuerda el episodio de Susana (Dn,13), aunque ésta era inocente. Jn.8,3

18) La sirofenicia
Ejemplo de oración persistente, que con-vence a Jesús: “… también los perritos se comen las migajas que caen de la mesa de los amos”. Mt.15,22

19) La madre de los Zebedeos
Atrevida y pretenciosa: pide a Jesús nada menos que sus hijos (Santiago y Juan) se sienten uno a su derecha y otro a su izquierda en el Reino. Mt.20,20

20) Las diez vírgenes
Parábola sobre la vigilancia y la atenta espera del Señor.  Las cinco vírgenes prudentes llevan aceite suficiente para la espera del novio en la noche; las necias no, y cuando el novio tarda, se les acaba el aceite y no pueden tener las lámparas encendidas. Mt.25,1-13

21) La criada de Caifás
Una pesadilla para Pedro. El, que quería pasar desapercibido es descubierto por su acento galileo como discípulo del acusado. Mt.26,69.75

22) La mujer de Pilato
Padecía pesadillas con Jesús y se lo va a decir a su marido… De todas formas, Poncio se lavaría las manos. Mt.27,19

23) Las mujeres de Jerusalén
Lloraban al ver pasar a Jesús cargando con la cruz. El les diría: ”Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos…”. Lc.23,27

24) Las mujeres del Calvario
“Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena”. S.Mateo habla de más mujeres, entre ellas la madre de Santiago y José y la madre de los Zebedeos. Mt.27,55/Jn.19,25

25) Maria Magdalena y el resucitado
La primera en experimentar su presencia y comunicárselo a los demás. Ella fue “apóstol de los apóstoles”. Jn.20/Mt.28/Mc.16/Lc.24,16

26) Safira, la mentirosa
Los primeros cristianos “ponían sus sus bienes a los pies de los Apóstoles”… Pero Ananías y su esposa Safira engañaron a Pedro, reservándose parte de su propiedad. El castigo fue duro y ejemplarizador. Hch.5

27) Las cuatro hijas de Felipe
“Este tenía cuatro hijas vírgenes que profetizaban...”. No solía haber profetisas. Hch.21,9

28) Tabita, la costurera de Jaffa
La buena de Tabita, o Gacela, era modistilla y hacía “infinidad de obras buenas y limosnas”. Vivía en Lida (actual Lod, aeropuerto de Tel Aviv), enfermó y murió. Todas sus clientas hacián duelo por ella, enseñando los vestidos que hacía. Mandaron llamar a Pedro, que estaba el Jaffa. Al estilo de Jesús, le dio la mano y la resucitó. Hch.9,36

29) Lidia, la vendedora de púrpura
Era vendedora de tinte púrpura y natural de Tiatira. Pablo se la encontró en Filipos, a la orilla del río. Se bautizó con toda su familia e hizo un gran banquete . (Cf. Vida Nueva, “Donna, Chiesa, Mondo”). Hch.16,14-15

30) La joven adivina
Esta esclava tenía dotes de adivinación y era explotada por su amo a quien “proporcionaba grandes ganancias”. Se convirtió en seguidora de Pablo. Hch.16,16

31) Dámaris, la areopagita
Pablo tuvo la osadía de ir a anunciar a Jesús Resucitado al mismo Areópago. Los sabios se lo tomaron a broma:”de esto ya te oiremos hablar en otra ocasión”.. Algunos le siguieron, entre otros Dionisio el Areopagita y “una mujer llamada Dámaris”. Hch.17,34

32) Berenice, la mujer de Agripa
No tiene otro protagonismo que el de estar al lado de su esposo en el juicio de Pablo. Hch.25,13

33) Febe, la diaconisa
Parece que no se trata de ningún ministerio ordenado. De hecho la Biblia de la CEE traduce”nuestra hermana, que además es servidora de la Iglesia que está en Cencreas”. Rom.16,1-2

34) Priscila, la esposa de Áquila
Eran judíos, de la misma profesión con la que Pablo se ganaba la vida: tejedores de lona para tiendas. Esa circunstancia les llevó a colaborar en la difusión del Evangelio. Hch.18,2;Rom.16,3

35) María
”... Que con tanto afán ha trabajado en vuestro favor”. Rom.16,6

36) Junia
La esposa de Andrónico:”mis parientes y compañeros de prisión, que son ilustres entre los apóstoles y además llegaron a Cristo antes que yo”. Rom,16,7

37) Trifena y Trifosa
”Que han trabajado afanosamente en el Señor”. Rom.16,12

38) Pérside
”Que ha trabajado con mucho afán en el Señor”. Rom.16,12

39) Julia
La última que figura con su nombre propio en esta larga postdata de la carta a los Romanos, junto con Filólogo, Nereo y su hermana. Rom.16,15

40) Evodia y Síntique
Pablo les ruega que se pongan de acuerdo y a Timoteo,”leal compañero..que las ayudes, pues ellas lucharon a mi lado por el Evangelio..”. Fil.4,2

41) Loida y Eunice, madre y abuela de Timoteo
“Evoco el recuerdo de tu fé sincera, la que arraigó primero en tu abuela Loide y en tu madre Eunice, y estoy seguro que también en ti”. 2Tim.1,5

42) La Mujer y el dragón
Es uno de los signos que aparecen en el cielo: ”Una mujer vestida del sol, y la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza… Y el dragón se puso en pie ante la mujer…". Tradicionalmente se veía en este pasaje una figura de la Iglesia, y también de María. Así la representaron muchos pintores. Ap.12

_________________________________________
 

· Este escrito es una somera relación de los personajes femeninos de la Biblia. Por supuesto, no tienen todas la misma importancia en la Historia de la Salvación. Algunas están pidiendo un estudio más extenso, pero, eso ya es “otra historia”.

· Me animó a escribir esta relación el auge del feminismo también en la Iglesia.

Se lo dedico a mi madre, Carmen (e.p.d.) y a todas las mujeres que estuvieron y están a mi lado en la familia y en las parroquias: Dolores, Carmen, Santa Cruz de Canido y las “abuelas” de “Mi Casa”.

Ferrol, 31 de Mayo de 2018, fiesta de la Visitación
 

Publicado: 31/05/2018: 2968
Rosendo Yáñez Pena

A Pedra (1935) - Sacerdote - Capellán de la residencia 'Mi Casa'-Ferrol