Para orar cada día: Martes

23 de mayo de 2017. Festividad de San Desiderio

Os conviene que yo me vaya

Juan 16, 5-11

En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Pero ahora me voy a Aquel que me ha enviado, y ninguno de vosotros me pregunta: ‘¿Adónde vas?’. Sino que por haberos dicho esto vuestros corazones se han llenado de tristeza. Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito; pero si me voy, os lo enviaré: y cuando Él venga, convencerá al mundo en lo referente al pecado, en lo referente a la justicia y en lo referente al juicio; en lo referente al pecado, porque no creen en mí; en lo referente a la justicia porque me voy al Padre, y ya no me veréis; en lo referente al juicio, porque el Príncipe de este mundo está juzgado».
 

Comentario

Jesús, a partir de la comunicación artificiosa de su separación, provoca que la tristeza que los discípulos guardaban en el corazón aflore en ellos: “Ahora voy a aquel que me ha enviado y ninguno de vosotros me pregunta: ¿A dónde vas?”. Es evidente que separarse del estilo de vida aprendido junto a Jesús comporta para los discípulos un sufrimiento. Jesús insiste: “Sino que, porque os he dicho esto, vuestro corazón se ha llenado de tristeza”

Jesús intenta disipar esta tristeza, causada por la disminución de su presencia, al revelar la finalidad de su marcha.

Es decir, que si él no parte, el Paráclito no vendrá a ellos; pero si él muere para retornar al Padre, lo podrá enviar a los discípulos. La partida y la separación son condición previa para la venida del Paráclito.

A veces nos cuesta entender lo que el Señor nos comunica, lo que nos propone. Sin embargo es cuestión de reflexionar. No puede haber nada malo en lo que nos revela, pues Él solo hace la Voluntad del Padre y esta es que nos salvemos y tengamos vida eterna, junto a Él.
 

Pregunta para reflexionar

¿Tenemos el mismo miedo y preocupación de perder a Jesús que tenían losdiscípulos? ¿Nos dejamos conducir por el Espíritu que nos lleva a conocer la verdad sobre nosotros mismo?
 

Oración

Señor, danos fortaleza de espíritu, para no quedarnos en lo superficial, en lo pasajero y anecdótico y saber encontrar la Voluntad del Padre en cada circunstancia y a ejemplo Tuyo, hacerla nuestra.

Madres Concepcionistas de Viveiro