Editorial: 'Jornada de la Infancia Misionera 2016'

Programa 'El Espejo de la Diócesis' del viernes 22 de enero de 2016

Por Antonio Rodríguez Basanta, administrador diocesano.
Tema: Jornada de la Infancia Misionera 2016, organizada por Obras Misionales Pontificias.

Celebramos hoy domingo, la “Jornada de la Infancia misionera”, es decir, el día en que los niños de nuestras cateque-sis y colegios son invitados a ser solidarios con otros niños necesitados de pan, de cultura, de medios sanitarios y de evangelio. Una jornada de solidaridad.

Seguro que muchos de nuestros niños apenas carecen, no solo de lo necesario, incluso de lo superfluo. Cuantas veces les llenamos la boca antes de que la abran o les damos antes de que pidan.

Saber compartir, incluso de lo necesario, también educa. Hasta cuando se pasa necesidad o se experimenta alguna carencia uno se siente probado y sabe hasta qué punto es capaz de resistir. Y si no, preguntémoslo a nuestros mayores.

Cuando a través de los medios de comunicación vemos a esos niños refugiados que huyen con sus familias del hambre, del terrorismo o de la guerra, o a esos otros esqueléticos y hambrientos en países que no acaban de levantar cabeza, uno se pregunta cómo es posible que esto suceda en nuestro tiempo… Pues sí. Esa es la realidad que, aunque esté geográficamente lejos de nosotros, no deja de ser la cruda verdad.

La Campaña de este año solo tiene como lema una palabra: “Gracias”. Gracias porque quien toma conciencia y comparte, se humaniza y crece. Y gracias porque quien recibe se siente reconocido y valorado como persona. También como hijo de Dios y hermano.

Gracias, pues, a la “Infancia misionera” por esta nueva oportunidad.