Para orar cada día: Lunes

20 de noviembre de 2017. Festividad de San Octavio

"Jesús nos pregunta en muchos momentos de la vida, incluso sin que pongamos atención: ¿Qué quieres que haga por ti?"
Tu fe te ha salvado

Lucas 18, 33-45

En aquel tiempo, sucedió que, al acercarse Jesús a Jericó, estaba un ciego sentado junto al camino pidiendo limosna; al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello. Le informaron que pasaba Jesús el Nazareno y empezó a gritar, diciendo: «¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!». Los que iban delante le increpaban para que se callara, pero él gritaba mucho más: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!». Jesús se detuvo, y mandó que se lo trajeran y, cuando se hubo acercado, le preguntó: «¿Qué quieres que te haga?». Él dijo: «¡Señor, que vea!». Jesús le dijo: «Ve. Tu fe te ha salvado». Y al instante recobró la vista, y le seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al verlo, alabó a Dios.
 

Comentario

El milagro de esta página evangélica supone una ocasión entrañable de examen y reflexión personal. Jesús nos pregunta en muchos momentos de la vida, incluso sin que pongamos atención: '¿Qué quieres que haga por ti?', y nosotros podemos responder con todo nuestro corazón: Maestro, que pueda ver, que mis ojos permanezcan muy abiertos, que sea capaz de ver cuánto dolor y cuánta incomprensión existen en este mundo y, al mismo tiempo, cuánta capacidad de amor, de bondad y de servicio encontramos en tanta gente a la que no conocemos. Maestro, que pueda ver y admirar a las personas que se cruzan en mi camino, con valores y cualidades, a menudo, desapercibidas. Maestro, que me dé cuenta de mi ceguera despreocupada, porque, entrampado en mis pequeños intereses, soy incapaz de contemplar tu grandeza y de agradecer tu misericordia y tu cercanía. Señor, siempre eres grande con nosotros, haz que pueda ver.
 

Pregunta para reflexionar

Aprender de Jesús a hacer caso a los ciegos que hay en el borde de mi camino, son ciegos y querrían ver… les ayudo? ¿Les digo como le dijeron a aquel ciego: Pasa Jesús? ¿ les acerco a Él?
 

Oración

Señor, somos muchos los que tenemos necesidad de luz e ilusión. Haz que reconozca mi ceguera.

Madres Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo. Autora: Sor María de la Luz