Para orar cada día: Sábado

3ª Semana del Tiempo Ordinario

1 de febrero de 2020.Festividad de Santa Brígida

"La fe es hoy una “reserva de confianza” en el mar embravecido de la vida. Cristo Jesús está presente en nuestra vida todos los días, como nos prometió, hasta el fin del mundo. Su Espíritu es el animador de la Iglesia y de la historia"
¿Por qué estáis con tanto miedo? ¿Cómo no tenéis fe?

Marcos 4, 35-41

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: «Pasemos a la otra orilla». Despiden a la gente y le llevan en la barca, como estaba; e iban otras barcas con Él. En esto, se levantó una fuerte borrasca y las olas irrumpían en la barca, de suerte que ya se anegaba la barca. Él estaba en popa, durmiendo sobre un cabezal. Le despiertan y le dicen: «Maestro, ¿no te importa que perezcamos?».

Él, habiéndose despertado, increpó al viento y dijo al mar: «¡Calla, enmudece!» El viento se calmó y sobrevino una gran bonanza. Y les dijo: «¿Por qué estáis con tanto miedo? ¿Cómo no tenéis fe?». Ellos se llenaron de gran temor y se decían unos a otros: «Pues ¿quién es éste que hasta el viento y el mar le obedecen?».
 

Comentario

Nos hace pensar el reto que Jesús pone ante los discípulos, aquel atardecer: “pasemos a la otra orilla”. Es importante verlo como un desafío para nuestras vidas. También nosotros tenemos necesidad de otra situación interior, de otro punto de vista, de otra forma de entender la realidad.

La “otra orilla” tiene también ese significado existencial y espiritual. No es sólo una mera indicación geográfica. Para llegar a la “otra orilla”, a que nos invita Jesús, tenemos que hacer una travesía y sabemos que no es fácil: hay turbulencias que nos incomodan y exigen una confianza real en Jesús, mayor de la que realmente tenemos.

No podemos naufragar en el miedo. ”¿Todavía no tenéis fe?”, nos pregunta Jesús.


Pregunta para reflexionar

¿Por qué voy a tener miedo? ¿Aún no tengo fe? ¿Cuáles son mis esperanzas?


Oración

Jesús, tú siempre estás a mi lado, aunque parezcas dormido. Si duerme Jesús,¿ por qué alterarse? Mantente junto al Él, de rodillas ante el sagrario, no lo despiertes. Nada tengo que temer, contigo tengo la vida asegurada.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo