Para orar cada día: Martes

3ª Semana del Tiempo Ordinario

28 de enero de 2020. Festividad de Santo Tomás de Aquino

"La verdadera grandeza de su madre, no es haberle dado su sangre, sino el hecho de ser “la humilde esclava de Dios”. Incluso antes que su maternidad física, tuvo María de Nazaret este otro parentesco que aquí anuncia Cristo: el de la fe"
Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre

Marcos 3, 31-35

En aquel tiempo, llegan la madre y los hermanos de Jesús, y quedándose fuera, le envían a llamar. Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan». Él les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?». Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».
 

Comentario

Si me preguntas que es lo realmente importante en la vida, te diré que lo único que importa en esta vida es hacer la voluntad de Dios. “El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre”. Por eso cuando vayas a pedir algo para ti, pide, en primer lugar, que hagas siempre lo que Dios quiere.¿Y cómo sabes qué quiere Dios?. Lo sabrás, si cumples estos tres consejos: El primero es que leas, cada mañana, la Palabra de Dios, por ejemplo: el evangelio del día. Allí encontrarás, si escuchas, luces para el día que comienza, y quizá puedas formular un pequeño propósito para cumplir durante la jornada. El segundo es que te sometas a un horario, y que se lo entregues a Dios. De este modo cuando mires el reloj podrás preguntarte.. ¿Estoy en mi sitio? ¿Estoy haciendo ahora lo que Dios quiere? El tercero es que obedezcas a un director espiritual. Él te ayudará a discernir en las encrucijadas de la vida, y a corregir a tus desviaciones.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cómo testificar hoy en nuestros ambientes con hechos y palabras la universalidad de los vínculos del amor cristiano, más allá de la raza, la religión, la situación socio-económica o el lugar donde se ha nacido?
 

Oración

Señor, el gran dominico santo Tomás de Aquino, cuya fiesta es hoy, conocía bien tu Evangelio, que lo vivió a fondo, lo estudió y explicó. Tomás quería hacer tu Voluntad a toda costa. Haz, Señor, que yo también la busque y la encuentre.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo