Para orar cada día: Miércoles

31 de mayo de 2017. Festividad de la Visitación de la Virgen

Saltó de gozo el niño en mi seno
Lucas 1, 39-56

En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!».

Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada. Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como había anunciado a nuestros padres- en favor de Abraham y de su linaje por los siglos». María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.
 

Comentario

'La Virgen maría siempre proclamando la grandeza del Señor'. María e Isabel, mujeres llenas de Dios, entonando cánticos de alabanza. Isabel llama bienaventurada a la Madre de Cristo, modelo único de fe. María exulta con el Magníficat, diciendo que ha mirado la humillación de su 'esclava, que hace proezas, auxilia, recuerda, y a los pobres, los pobres de Yahvé', los colma de bienes y de amor. La Visitación de la Vírgen maría nos invita a proclamar las grandezas del Señor en nuestra vida, la vida que Dios nos ha donado hoy. La Vírgen nos anima a no dejarnos vencer por los dolores o las tristezas. Nos pide que acompañemos a levantar la vida de nuestros hermanos.
 

Pregunta para reflexionar

Señora, que vas de prisa, ruega por nosotros.¿intento levantarme, apresurarme para servir a los demás, a quién más lo necesite, poniéndome a disposición de todos?
 

Oración

El mes de María llega a su fin con la Visita que hizo la Vírgen a su prima Isabel presurosa. La madre de Dios, contigo en su seno, no lo dudó: salió de inmediato a hacerse sierva. ¡Buen entreno de la más alta jerarquía femenina de la historia: el amor, la humildad, el servicio!

Madres Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo. Autora: Sor María de la Luz