Para orar cada día: Jueves

10ª semana del Tiempo Ordinario

13 de junio de 2019. Festividad de San Antonio de Padua

"Ser obradores de paz, tratar bien a todos, callar en el momento oportuno, decir palabras de ánimo, saludar también al que nos niega el saludo, saber perdonar, son las actitudes del discípulo del Reino que ha sido llamado a ser que sal de la tierra y luz del mundo"
Decidles: ‘El Reino de Dios está cerca de vosotros’

Lucas 10, 1-9

En aquel tiempo, el Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde Él había de ir. Y les dijo: «La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies. Id; mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias. Y no saludéis a nadie en el camino. En la casa en que entréis, decid primero: ‘Paz a esta casa’. Y si hubiere allí un hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; si no, se volverá a vosotros. Permaneced en la misma casa, comiendo y bebiendo lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No vayáis de casa en casa. En la ciudad en que entréis y os reciban, comed lo que os pongan; curad los enfermos que haya en ella, y decidles: ‘El Reino de Dios está cerca de vosotros’».
 

Comentario

La fiesta de hoy celebra el sacerdocio de todos los ministros ordenados que sirven al pueblo de Dios. Es un día de oración por la santidad de todos los sacerdotes para ayudarles, aun con sus debilidades y caídas, a ser cada día mejores instrumentos en su servicio de mediación entre Dios y la humanidad.

La mediación de Cristo consiste en interceder en favor de todos los miembros de ese pueblo sacerdotal, quienes, por medio del bautismo, se hacen partícipes del sacerdocio de Cristo. Nuestra vida es sacerdotal en la medida en que, unida a la suya, se convierte en una completa oblación al Padre.

Jesús suplica al Padre por la santificación de los suyos en orden a la misión. Ruega para que sean el nuevo pueblo santo, consagrado a Dios. Pide que los guarde en la irradiación de su propia santidad, bajo su protección. Para la Iglesia en su conjunto y para cada miembro, pide que cada uno de los suyos conozca a Dios. Misión de la Iglesia es conservar y proclamar el verdadero conocimiento del Padre y el mandato de su Hijo.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cómo cumplo yo esta misión de dar a conocer al Padre? ¿Puedo sentir algo de la profundidad del amor de Jesús por su Padre?
 

Oración

Oh Dios, que para gloria tuya y salvación del género humano constituiste a tu Hijo único sumo y eterno Sacerdote, concede a quienes él eligió para ministros y dispensadores de sus misterios la gracia de ser fieles en el cumplimiento del ministerio recibido.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro