Nuestra Señora de los Remedios: misa pontifical y ofrenda civil

Crónica de los actos religiosos en honor a la patrona diocesana

Por muchos años que pasen y por muchas veces que acudamos tanto al solemne novenario como a las misas de la festividad de la Virgen de los Remedios, sigue llamando de un modo extraordinario la atención la devota y multitudinaria asistencia de fieles a todas sus celebraciones. La capacidad de atracción de María, en este caso en su advocación de Nuestra Señora de los Remedios, continúa y continuará siendo fascinante.

El sábado, la víspera de la festividad, finalizaba en el santuario mindoniense el solemne novenario en honor de la patrona de la ciudad episcopal y de toda la diócesis de Mondoñedo-Ferrol. Este año, los predicadores fueron don Gonzalo de la Morena, don Javier Izko Martínez y el mindoniense don Juan González-Redondo Neira. Y, al igual que el pasado año, la Eucaristía vespertina del noveno día fue presidida por el Sr. Obispo, don Luís Ángel de las Heras Berzal, CMF.

La misa solemne pontifical, acompañada por el Coro Mindoniense dirigido por don Manuel Escariz, tenía lugar este domingo (el primer domingo tras el 8 de septiembre, como marca la tradición) a las doce del mediodía. Este año, la Ofrenda de la diócesis a la Santísima Virgen corría a cargo de la alcaldesa de Mondoñedo, doña María Elena Candia López, que agradeció la presencia de los alcaldes y representantes municipales de la diócesis, así como demás autoridades venidas del Parlamento autonómico, la Diputación Provincial de Lugo y la Armada Española, al igual que saludó afectuosamente al Sr. Obispo, a los miembros del cabildo catedralicio, curia diocesana y a todos los sacerdotes presentes en la celebración.

La alcaldesa reconoció con sus palabras que comparecía “fondamente emocionada” y recordando que, aunque esta vez venía representando a la ciudad de Mondoñedo, lo hacía dirigiéndose a la Virgen “coa mesma ilusión coa que te levo acompañando neste día dende ben pequena, en compañía da miña familia”. La edil mindoniense reivindicó el sistema democrático que disfrutamos desde 1978, pidiendo a la Santísima Virgen “que nos axudes a manter esta convivencia”, lo que acompañó con las siguientes palabras: “Como galega, que é unha das máis fermosas maneiras de ser española, eu pídoche, pola concordia e pola liberdade. E os cambios, que son naturais en toda sociedade, se fagan no escenario de respecto as leis (…) fuxindo da confrontación, das imposicións e, por suposto, da violencia. Sei que velarás por nós”.

Centrándose, a continuación, en Galicia y sobre todo en los municipios de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, Elena Candia encomendó ante Nuestra Señora la vocación de servicio público de los representantes municipales y abogó por trabajar en pos de una mayor consolidación de empleo en toda la comarca. Pidió, asimismo, en su ofrenda por la infancia y la juventud, como también por los profesionales de la educación. Y tuvo unas palabras para los mayores, mencionando concretamente la residencia San Rafael, en Mondoñedo, con su nuevo centro de día. Mención expresa también para la importante labor realizada por todos en el Hospital San Pablo de la ciudad episcopal.

Tamén che prego polo bo entendemento entre as autoridades civís e relixiosas. O entendemento entre o Concello e o Obispado de Mondoñedo-Ferrol ten permitido xa bos proxectos para a cidade e seguirá facéndoo. Dou gracias por elo”, manifestó con reconocimiento la alcaldesa, que terminó su intervención del siguiente modo: “Benquerida Virxe dos Remedios, Nosa Señora, protéxenos nos avatares de cada día, nunca deixes de velar por nós. Ilumina sempre a nosas decisións. As nosas, as de todos os Galegos e as de España enteira”.

Finalizada la ofrenda, el Sr. Obispo dio con su homilía, también en gallego, protocolaria respuesta a la edil mindoniense, a quien agradeció sus palabras. “Ante a Virxe dos Remedios non caben indiferenzas, senón soamente compromisos. Ela é intercesora e avogada nosa ante o Omnipotente, acadando a axuda de Deus á nosa necesaria colaboración”, afirmó monseñor De la Heras; para continuar diciendo que la Virgen es el modelo de madre que debe seguir la Iglesia, la madre que vela por sus hijos necesitados, que son al mismo tiempo sus preferidos.

El prelado de Mondoñedo-Ferrol hizo hincapié, también, en la gran necesidad que tenemos, en nuestros tiempos y a pesar de tantos obstáculos, de “vivir dende o amor, a dignidade e a fraternidade que nos ensina Xesucristo mellor ca ninguén”. Como ya expresó el pasado año en esta misma festividad de la Virgen de los Remedios, la esperanza “continúa a ser a palabra profética máis importante que podemos pronunciar en Mondoñedo-Ferrol, en Galicia, en España e no mundo enteiro, en calquera circunstancia, e máis aínda se esta é de penuria ou risco”. Y este esperanza de la que habla el padre Luís Ángel es la misma esperanza con la que cada uno de nosotros, algunos todos los días y otros cuando buenamente pueden, acudimos al santuario de Nuestra Señora de los Remedios: con nuestras inquietudes, nuestras preocupaciones, nuestros desasosiegos, nuestras peticiones y nuestros rezos, y también nuestras acciones de gracia, aunque algunas veces nos olvidemos. Y nuestro Obispo, aunque apenas lleve año y medio con nosotros, conoce bien esta devoción mariana: “Dende moitas parroquias acercámonos a este santuario co corazón encollido que se quere ensanchar confiando na Nai. Cada persoa hoxe aquí móvese pola esperanza para falarlle de corazón a corazón á súa Virxe dos Remedios (…) Dela recibimos canto precisamos para sermos discípulos misioneiros. Ela danos a vida e a esperanza mesmas: danos ó seu Fillo Xesucristo”.

Y, una vez más, nuestro prelado puso de manifiesto el gran propósito diocesano de su pastoral, que no es otro que la transformación misionera, “indo ó esencial, ó importante, procurando o posible, froito do noso traballo e pedindo o imposible, que só pode vir de Deus”.

Tras la solemne ceremonia, se desarrolló la tradicional procesión con la venerada imagen de la Virgen de los Remedios, en la que participaron tanto las autoridades eclesiales como las civiles. Las celebraciones religiosas finalizan este lunes, día festivo en Mondoñedo, con una eucaristía muy querida por todos los mindonienses, la Misa de Cofrades, que se celebra a las 12:30 horas en la misma iglesia, y que también será acompañada por el Coro Mindoniense.

¡Virgen Santísima de los Remedios, rogad por nosotros!
 

+ ÁLBUM FOTOGRÁFICO COMPLETO

Rubén Amor Fernández

Mondoñedo (1970) - Secretario de Comunicación y portavoz diocesano