Para orar cada día: Martes

12 de febrero de 2019. Festividad de Santa Eulalia

"Sería bueno examinar nuestras actitudes en la vida diaria para ver si en nuestro obrar nos abrimos realmente a la presencia de Dios en nosotros"
¿Por qué tus discípulos no viven conforme a la tradición de los antepasados?

Marcos 7, 1-13

En aquel tiempo, se reunieron junto a Jesús los fariseos, así como algunos escribas venidos de Jerusalén. Y vieron que algunos de sus discípulos comían con manos impuras, es decir no lavadas, -es que los fariseos y todos los judíos no comen sin haberse lavado las manos hasta el codo, aferrados a la tradición de los antiguos, y al volver de la plaza, si no se bañan, no comen; y hay otras muchas cosas que observan por tradición, como la purificación de copas, jarros y bandejas-.

Por ello, los fariseos y los escribas le preguntan: «¿Por qué tus discípulos no viven conforme a la tradición de los antepasados, sino que comen con manos impuras?». Él les dijo: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: ‘Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres’. Dejando el precepto de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres». Les decía también: «¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición! Porque Moisés dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre y: el que maldiga a su padre o a su madre, sea castigado con la muerte’. Pero vosotros decís: ‘Si uno dice a su padre o a su madre: Lo que de mí podrías recibir como ayuda lo declaro "Korbán" -es decir: ofrenda-’, ya no le dejáis hacer nada por su padre y por su madre, anulando así la Palabra de Dios por vuestra tradición que os habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas».
 

Comentario

Para Marcos, los lugares tienen un valor simbólico. Hay oposición entre Galilea y Jerusalén. Es de Jerusalén- la capital religiosa y política- de donde le vienen todos los ataques a Jesús.

Los fariseos tratan, más que nada, de prácticas rituales sobre lo “puro o impuro”. Y se las traen con Jesús a causa de sus discípulos…Jesús, conocedor perfecto de la tradición y religión judía, se apoya en la Escritura para contestar a los que le atacan y hacerles ver su hipocresía. Para Dios no son los gestos exteriores lo que cuentan, sino el “corazón”. El culto por el culto no tiene valor. Nuestro culto debe expresar sentimientos profundos.

Sería bueno examinar nuestras actitudes en la vida diaria para ver si en nuestro obrar nos abrimos realmente a la presencia de Dios en nosotros. Si repasamos nuestras intenciones tal vez descubramos la hipocresía de qué habla Jesús.

Jesús prepara a sus apóstoles y les enseña a apartarse de los usos demasiado particulares de su propio pueblo de origen para ser  acogedores y abiertos a los valores universales.
 

Pregunta para reflexionar

Los fariseos eran judíos practicantes, pero su fe activa era desligada de la vida de la gente. Por eso, Jesús los criticó. Y hoy, ¿Jesús nos criticaría? ¿En qué?
 

Oración

Señor, ayúdanos a distinguir lo esencial de tu mensaje.
Haznos ver lo que es inmutable y lo que se puede y debe cambiar. Danos esta lucidez, Señor, y esta inteligencia.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro