Confía, marinero, dale a Él el timón. Confía mariñeiro, dálle a Él o Temón

Novena a la Virgen del Carmen. Parroquia Ntra. Sra. del Carmen de Ferrol

Homilía del obispo diocesano, monseñor Luis Ángel de las Heras, CMF

"Pidamos, esperemos y deseemos un escapulario testimonial que nos comprometa con el cuidado de la vida y el mar"

El pueblo de Dios siempre ha sentido admiración y gozo al contemplar a María Virgen y Madre. Por eso, como la mujer sencilla del Evangelio que la proclamó dichosa por haber dado a luz a Jesús, la consideramos y llamamos también nosotros bienaventurada. Ella lo es por su fe, por las maravillas que Dios ha hecho en ella, por su Hijo, a quien nos une estrechamente.

Ante ella nos presentamos hoy, en esta novena de su fiesta del Carmen, para pedir el don de un escapulario espiritual y testimonial; orante y comprometido. Ella nos lo concederá con su amor y protección maternal, que nos envuelve y nos ayuda a responder con amor al Señor, a la madre y a los hermanos.

Así pues, os invito a pedir, esperar y desear, por un lado, un escapulario espiritual que sea recuerdo de nuestra filiación de hijos bien amados de Dios Padre y de María Madre. Un escapulario que sea suave yugo, como el de Cristo, para sobrellevar las dificultades de la vida. Tanto las nuestras como las de nuestros prójimos, que también hemos de considerar propias. Un escapulario espiritual que nos impulse a poner en manos del Señor el timón de nuestras vidas y la vida y vicisitudes de las gentes del mar, del propio mar, claro reflejo del poder dador de vida de Dios Creador.

Igualmente, pidamos, esperemos y deseemos un escapulario testimonial que nos comprometa con el cuidado de la vida y el mar. Para ser conscientes de las injusticias que se producen, de los abusos, de la explotación masiva de pescadores, de la trata y desaparición de seres humanos, de la violencia y piratería, de los expolios, de las consecuencias de empobrecimiento para tantos seres humanos… Un escapulario testimonial que, siendo coherentes, nos lleve a denunciar esos hechos contra el hombre y la creación como compromiso solidario cristiano y fraterno como testigos del Señor Jesús.

Que por mediación de la Virgen del Carmen y con nuestro esfuerzo, obtengamos ese escapulario espiritual y testimonial, para confiar de todo corazón en el Timonel que dirige la barca de nuestras vidas y la barca de la Iglesia, sin temor a los problemas, a las incomprensiones e incluso a las persecuciones, siendo sagaces y sencillos.

Pedimos este don, este escapulario espiritual y testimonial para todos los miembros de esta parroquia, de la unidad pastoral, de la diócesis y para cuantas personas están relacionadas con el mundo del mar por la armada, la pesca, el transporte, la protección, el salvamento y cualquier otra tarea y servicio; al mismo tiempo que tenemos una oración agradecida por el duro trabajo, lleno de sacrificios, que llevan a cabo y que redunda en nuestro beneficio económico, social, religioso y cultural.

Nos encomendamos a la intercesión de la bienaventurada Stella maris y Stella matutina, poniendo en primer lugar a la gente del mar y sus familias. Lo hacemos con la confianza de perseverar hasta el final, alcanzando la salvación de los justos, la vida plena en Dios, que ha venido a este mundo por medio de María Virgen y Madre, Nuestra Señora del Carmen.

Mons. Luis Ángel de las Heras Berzal, CMF

Segovia (1963) - Obispo de Mondoñedo-Ferrol - Misionero claretiano

@cmfluisangel