Para orar cada día: Sábado

21 de octubre de 2017. Festividad de Santa Úrsula

"Nuestra confesión es sostenida por la fuerza y la garantía de su Espíritu que está activo dentro de nosotros y que nos defiende. El reconocimiento de Jesucristo ante sus ángeles es de vital importancia ya que este hecho nos permitirá verle cara a cara"
El que se declare por mí ante los hombres, también el Hijo del hombre se declarará por él

Lucas 12, 8-12

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Yo os digo: Por todo el que se declare por mí ante los hombres, también el Hijo del hombre se declarará por él ante los ángeles de Dios. Pero el que me niegue delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios. A todo el que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará; pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.

»Cuando os lleven a las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de cómo o con qué os defenderéis, o qué diréis, porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel mismo momento lo que conviene decir».
 

Comentario

Saber reconocer a Jesús. El compromiso valiente de reconocer públicamente la amistad con Jesús comporta, en consecuencia, la comunión personal con él cuando vendrá para juzgar al mundo. Al mismo tiempo, “el que me niegue”, el que tenga miedo de confesar y reconocer públicamente a Jesús, él mismo se condena.

El leguaje de Jesús puede resultarnos un poco fuerte, ya que a lo largo del Evangelio de Lucas hemos visto a Jesús en busca del pecador, que es exigente, pero sabe esperar el momento de la vuelta a Él y la madurez del pecador.

Jesús ha venido hablándonos de los fariseos, de los hipócritas, de los que están parados en la puerta y ni entran, ni dejan entrar. ¿Cuál es su pecado? Su falta de amor. O más claramente, su traición al amor. Su infidelidad, su engaño. Hacen creer algo que en realidad no hacen, ni son.  Por eso se condenan.
 

Pregunta para reflexionar

¿Eres consciente de que ser cristiano reclama afrontar dificultades, insidias y peligros, hasta el punto de arriesgar la propia vida para dar testimonio de Él?. ¿Te avergüenzas de ser cristiano? 
 

Oración

Queremos, Señor, llevar una vida que pueda ser expuesta a todos y a cualquiera en cualquier momento y en cualquiera de sus facetas. Danos Tu Gracia abundante y Tú Espíritu que es lo único que lo hará posible. 

Madres Concepcionistas de Viveiro