Para orar cada día: Miércoles

27 de junio de 2018. Festividad de San Cirilio de Alejandría

"El verdadero valor de una persona se manifiesta por lo que hace"
Por sus frutos los reconoceréis

Mateo 7, 15-20

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis».
 

Comentario

Jesús nos advierte que nos pongamos contra los falsos profetas y subraya cuan semejantes son exteriormente a los profetas auténticos. "Vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces". La advertencia de Jesús es fuerte. Pero Jesús es realista y nos da una señal muy clara: "Por sus frutos los conoceréis". Ver cómo actúan. El verdadero valor de una persona se manifiesta por lo que hace. Lo que importa aquí en este texto es el discernimiento. Los gestos y las palabras solo adquieren valor cuando son expresión de una auténtica fidelidad a Dios.

Hay que estar muy unido al Señor para ser el árbol que da frutos buenos, y que entregados a la Iglesia, redunden en beneficio de su Cuerpo Místico. Ser ese árbol bueno, o ir creciendo como árbol bueno, implica enraizarlo en Jesucristo y darle la savia de los sacramentos; dejarlo crecer en libertad, apoyado en la gracia del Espíritu Santo.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cuál es la orientación general de mi vida? ¿Soy el árbol bueno que da frutos buenos?
 

Oración

Señor, transforma mi corazón para ser un fruto bueno.
Ayúdame a crecer en la generosidad, en la prontitud, en la autenticidad, que nunca consienta el egoísmo o doblez.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro