Para orar cada día: Viernes

28 de julio de 2017. Festividad de San Pedro Poveda

Escuchad la parábola del sembrador

Mateo 13, 18-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Vosotros, pues, escuchad la parábola del sembrador. Sucede a todo el que oye la Palabra del Reino y no la comprende, que viene el Maligno y arrebata lo sembrado en su corazón: éste es el que fue sembrado a lo largo del camino. El que fue sembrado en pedregal, es el que oye la Palabra, y al punto la recibe con alegría; pero no tiene raíz en sí mismo, sino que es inconstante y, cuando se presenta una tribulación o persecución por causa de la Palabra, sucumbe enseguida. El que fue sembrado entre los abrojos, es el que oye la Palabra, pero las preocupaciones del mundo y la seducción de las riquezas ahogan la Palabra, y queda sin fruto. Pero el que fue sembrado en tierra buena, es el que oye la Palabra y la comprende: éste sí que da fruto y produce, uno ciento, otro sesenta, otro treinta».
 

Comentario

El mensaje del reino está lleno de fuertes exigencias, pero nunca se trata de peticiones imposibles sino, en general, de capacidad de discernir, de decir, de ser generosos y coherentes. Jesús anuncia que el Dios vivo existe, está cerca, actúa ahora y está dentro de vosotros, y nosotros respondemos de muchas maneras, con atención, con desconsideración, con humildad, con altanería, agradeciendo o con actitud despectiva. La actitud más grave es, seguramente, la frivolidad y la mediocridad. ¡Ay de nosotros si endurecemos nuestro corazón, si tapamos los oídos y cerramos los ojos! Dios no se aleja, pero nosotros mismos nos hacemos incapaces de sentir su paso o ser conscientes de su cercanía y de su amor. Si nos convertimos en << terreno rocoso>>, la palabra no resuena y nos cerramos a su mirada. Este fracaso se cierne entonces como una oscura pregunta en nuestra historia personal que nos encierra en nuestro yo.
 

Pregunta para reflexionar

Es la inconstancia-como forma de ser- lo que me impide echar raíces ¿Eres constante? ¿te esfuerzas hasta conseguir lo que te propones? Si te desanimas, cuando no consigues las cosas pronto… eres terreno pedregoso.
 

Oración

Te pido, Señor, la capacidad de ser humilde y receptivo a tu presencia y a tus palabras.

Madres Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo. Autora: Sor María de la Luz