Para orar cada día: Viernes

21 de septiembre de 2018. Festividad de San Mateo

"Mateo no era consciente de que estaba enfermo, Jesús detectó su dolencia al pasar por su lado"
No he venido a llamar a justos, sino a pecadores

Mateo 9, 9-13

En aquel tiempo, cuando Jesús se iba de allí, al pasar vio a un hombre llamado Mateo, sentado en el despacho de impuestos, y le dice: «Sígueme». Él se levantó y le siguió. Y sucedió que estando Él a la mesa en casa de Mateo, vinieron muchos publicanos y pecadores, y estaban a la mesa con Jesús y sus discípulos. Al verlo los fariseos decían a los discípulos: «¿Por qué come vuestro maestro con los publicanos y pecadores?». Mas Él, al oírlo, dijo: «No necesitan médico los que están fuertes sino los que están mal. Id, pues, a aprender qué significa aquello de: Misericordia quiero, que no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores».
 

Comentario

Mateo no era consciente de que estaba enfermo, Jesús detectó su dolencia al pasar por su lado. Actuando como un médico servicial con aquel que no había solicitado sus servicios, auscultó su vida y le diagnosticó su padecimiento. Solo entonces le prescribió un tratamiento: 'Sígueme'. Sabía que los que se reconocen enfermos lo aplican rigurosamente. No había venido a atender a los sanos, sino a los enfermos.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cómo se le ocurre a Jesús llamar a un discípulo de esta clase? Jesús no tiene inconveniente en incorporar a su seguimiento a ese personaje impuro El amor de Dios es incluyente y sanador. Yo también he sido llamado. ¿Es mi respuesta como la de Mateo?
 

Oración

Jesús, ayúdanos a colocarnos y mantenernos de parte de los excluidos y descartados.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo