Para orar cada día: Sábado

9ª Semana del Tiempo Ordinario

6 de junio de 2020. Festividad de San Marcelino Champagnat

""Dar" es la acción del generoso. Dar una limosna, por ejemplo, en el campo material. Pero también dar de mi tiempo, compartir mis conocimientos con los demás o contagiar mi alegría con una sonrisa son manifestaciones de esta virtud"
Llegó también una viuda pobre y echó dos moneditas

Marcos 12, 38-44

En aquel tiempo, dijo Jesús a las gentes en su predicación: «Guardaos de los escribas, que gustan pasear con amplio ropaje, ser saludados en las plazas, ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y que devoran la hacienda de las viudas so capa de largas oraciones. Esos tendrán una sentencia más rigurosa».

Jesús se sentó frente al arca del Tesoro y miraba cómo echaba la gente monedas en el arca del Tesoro: muchos ricos echaban mucho. Llegó también una viuda pobre y echó dos moneditas, o sea, una cuarta parte del as. Entonces, llamando a sus discípulos, les dijo: «Os digo de verdad que esta viuda pobre ha echado más que todos los que echan en el arca del Tesoro. Pues todos han echado de lo que les sobraba, ésta, en cambio, ha echado de lo que necesitaba, todo cuanto poseía, todo lo que tenía para vivir».
 

Comentario

Los escribas tenían un importante papel en la sociedad judía, como abogados y teólogos. Jesús no condena a todos los escribas; sólo a los que viven en forma ostentosa, buscan privilegios sociales, defraudan a las personas vulnerables y son hipócritas en sus vidas religiosas.

Este comportamiento se compara con la imagen de la pobre viuda, en la segunda parte del relato. Demostrando una fe sincera y una generosidad remarcable, ella contribuye con todo lo que tiene (dos pequeñas monedas de cobre) para la mantención del Templo. Pero Jesús la muestra como un modelo a seguir.

"Dar" es la acción del generoso. Dar una limosna, por ejemplo, en el campo material. Pero también dar de mi tiempo, compartir mis conocimientos con los demás o contagiar mi alegría con una sonrisa son manifestaciones de esta virtud.

Negociemos, pues, con el Señor con los mismos dones del Señor; nada poseemos que de él no hayamos recibido, sin cuya voluntad ni siquiera existiríamos.


Pregunta para reflexionar

¿Cómo es que los dos centavos de la viuda valen más que los mil denarios de los ricos?
¿Cuál es el mensaje de este texto, para nosotros hoy?


Oración

Jesús, dame tu gracia para transformar mi espíritu en la generosidad para vivir en una constante preocupación por tus intereses y por las necesidades de los demás.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro