Nota del Cabildo de la S.I. Catedral Basílica de Mondoñedo

España, con 44 bienes, es el tercer país en la clasificación de la Lista de Patrimonio Mundial · Autor: abc.es

Ante la declaración del Camino Norte como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

El Ilmo. Cabildo de la Santa Iglesia Catedral de Mondoñedo, reunido el pasado día diecisiete de julio con asistencia del Ilmo. Sr. D. Antonio Rodríguez Basanta, administrador de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, quiere hacer patente y manifestar su satisfacción por la declaración de la UNESCO del Camino Norte de Santiago como Patrimonio de la Humanidad y particularmente por la declaración de la Catedral de Mondoñedo. Al mismo tiempo quiere mostrar su gratitud a los organismos, entidades y particulares que, a lo largo de estos años, lucharon para que esta inclusión en el Patrimonio Mundial de la Humanidad fuese una realidad.

Con este relevante y honorífico título viene a ser reconocido a nivel universal el valor de nuestra Catedral como punto relevante en el Camino entre Oviedo y Santiago y su influjo histórico en el ámbito de la fe y la cultura a lo largo de los siglos. Este reconocimiento se une a la declaración en 1902 como Monumento Nacional.

Desde el año 1112 en que el papa Sixto V, en tiempos de la reina Doña Urraca y el obispo Nuño Alfonso, se trasladó la sede episcopal a Villamayor de Brea, alcanza este valle un singular relieve que, con la construcción de la Catedral por el obispo don Martín, sigue en aumento en todos los ámbitos.

Las sucesivas ampliaciones de la Iglesia Madre de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol en el siglo XVI por el obispo Diego de Soto y en el XVIII por Muñoz y Salcedo con las dos torres, fachada, altar mayor, etc. fueron configurando este templo alrededor del cual florecieron las letras y las artes.

La figura del obispo de Mondoñedo fue tan preponderante que Villamayor de Brea, la villa por la que pasa el camino, pasó a llamarse Mondoñedo quedando para siempre ligado al lugar de San Martín adonde habían llegado los monjes de Dumio.

A lo largo de la historia del Camino Norte de Santiago van apareciendo, especialmente en la Rilleira de Cesuras, hitos como el Monasterio de los Picos, las capillas de Seivane, Valiño, Santa Margarita, San Lázaro, Virgen del Camino, el Hospital de San Pablo, con lugares señalados de casas hospitalarias donde se reservaba una estancia para los peregrinos.

Unido indisolublemente a la Catedral de la Asunción, el Seminario de Santa Catalina se convirtió en un faro de espiritualidad, sabiduría y cultura. Por sus aulas pasaron tan gran cantidad de poetas y escritores que se puede hablar de la Escuela Literaria de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol.

En Mondoñedo, a 22 de julio de 2015.