Nota de los obispos Galicia con motivo de la Jornada Interdiocesana de Enseñanza Religiosa Escolar 2017

Queridos padres y madres:

1.- Estamos seguros de que una de vuestras mayores preocupaciones es la educación de vuestros hijos e hijas. En ella ponéis todo vuestro empeño y esfuerzo en unos momentos llenos retos y dificultades.

2.- En esta situación los centros educativos juegan un papel importante de cara a lograr una educación de calidad.

3.- Para ayudaros a lograr esa educación, os pedimos que no os olvidéis de solicitar para ellos la Enseñanza Religiosa. Si se pretende una formación integral de la persona, la educación no puede prescindir de la dimensión religiosa que es constitutiva de todo ser humano.

4.- La presencia de la Enseñanza religiosa en los centros educativos es un derecho y un deber que tenéis vosotros, los padres, reconocido en la Constitución, y que todas las autoridades educativas deben garantizaros para que podáis optar por ella con plena libertad evitando toda discriminación y en igualdad de trato que el resto de las demás asignaturas.

5.- La Enseñanza Religiosa ayudará a vuestros hijos e hijas a conocer mejor y profundizar en el mensaje de Jesús; a reflexionar sobre los criterios, valores y actitudes que permiten dar pleno sentido de la vida, del mundo y de la historia; a crecer en inteligencia de la Palabra de Dios para encontrar en ella la luz que les ilumine a la hora de formar su personalidad e insertarse en medio de la sociedad; a comprender la propia tradición religiosa, en la que han nacido y a conocer el sentido religioso de nuestra cultura llena de costumbres, fiestas, ritos y modos de vida impregnados por el cristianismo; capacitarles para un diálogo entre fe y cultura en un mundo cada vez más pluricultural y plurireligioso.

6.- Sin duda queréis que progresen en el conocimiento de matemáticas, sociales o literatura.  Pero no permitáis que vuestros hijos crezcan sin una cultura y formación religiosa. Estad seguros de que en ella encontrarán conocimientos y valores que les ayudarán a ser buenas personas. La religión no hace daño a nadie, al contrario, nos ayuda a ver la vida y actuar en ella con sentido de verdad, justicia y solidaridad.

7.- La Iglesia se pone a vuestro servicio para alcanzar esa formación religiosa que, sin duda, será un gran bien para vuestros hijos e hijas. No os dejéis llevar por esas opiniones de la mal llamada modernidad que proclaman que la Religión no tiene valor ni sentido

8.- Por tanto, esta es nuestra petición: Sed conscientes de vuestra responsabilidad de padres creyentes y pensad en el bien de vuestros hijos. Pedid Enseñanza Religiosa Católica en todos los centros educativos.

9.- Esta solicitud ha de ser consecuencia lógica de vuestra condición de padres creyentes y de los compromisos adquiridos en el día de su bautismo. No solicitarla sería, sin duda, un contrasentido con esos compromisos.

10.- Queremos agradecer todo el esfuerzo que hacen los profesores de Religión y les pedimos que con su palabra y su testimonio transmitan a sus alumnos el mensaje de Jesús y les encaminen por los caminos de los valores del Evangelio.

11.- Que el Señor os ayude a todos los que colaboráis en una mejor educación humana y religiosa de la infancia y juventud.

Os saludan con todo afecto y bendicen en el Señor.

+ Julián, Arzobispo de Santiago
+ Luis, Obispo de Tui-Vigo
+ Alfonso, Obispo de Lugo
+ José Leonardo, Obispo de Ourense
+ Luis Ángel, CMF, Obispo de Mondoñedo-Ferrol
+ Jesús, Obispo Auxiliar de Santiago