Ante la financiación del proyecto de rehabilitación de la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de Dolores

Comisión encargada de la coordinación del proyecto de rehabilitación · Autor: Diócesis

Las imágenes procesionales se trasladarán a la Concatedral de San Julián

La apertura de una cuenta bancaria y una colecta el Domingo de Ramos, entre las principales iniciativas

La buena coordinación de acciones y la búsqueda de financiación centrarán los esfuerzos para reabrir el templo lo antes posible

Este martes, día 27 de febrero, tuvo lugar en la Domus Ecclesiae de Ferrol la primera de las reuniones de la comisión para la financiación del proyecto de rehabilitación de la iglesia de Ntra. Sra. de los Dolores de Ferrol, que fue cerrada al culto el pasado 14 de febrero dado el agravamiento de daños estructurales que suponían un potencial riesgo para las personas que se encontraran en su interior.

La reunión fue presidida por el obispo de Mondoñedo-Ferrol, monseñor Luis Ángel de las Heras, CMF, y a ella asistieron los siguientes miembros designados para su composición: Eduardo Maiz (viceecónomo diocesano), quien será su coordinador; Ramón Otero (moderador de la Unidad Pastoral del centro de Ferrol); Xosé Francisco Delgado (párroco de Ntra. Sra. Dolores); Manuel Larrosa (tesorero de la Junta General de Cofradías de Ferrol); y José María Castro (tesorero de la cofradía de Dolores). Excusó su presencia, por motivos personales, el representante de los Servitas.

El encuentro tenía dos objetivos. En primer lugar, informar a todas las partes implicadas de cuestiones prácticas que se derivan del cierre del templo. En segundo lugar, coordinar el inicio de una campaña para la financiación de las imprescindibles obras de rehabilitación.

En cuanto al primer objetivo, Eduardo Maiz presentó los presupuestos solicitados para el necesario vallado exterior y medidas de seguridad del edificio en estas circunstancias. Igualmente, dio cuenta del informe de “Valoración del estado del ‘corralón’ de la Iglesia de Dolores”, a la luz del cual podrá utilizarse y dar servicio para la entrada y salida de los tronos durante la Semana Santa.

Así mismo, el obispo informó que las imágenes procesionales del Stmo. Cristo de la Misericordia y de Ntra. Sra. de los Dolores se trasladarán a la concatedral de San Julián y permanecerán allí hasta que la iglesia de Dolores sea reabierta al culto. El resto de las imágenes serán custodiadas en lugar seguro del edificio con acceso por el “corralón”.

Respecto al segundo objetivo se propusieron algunas iniciativas para recabar fondos con los que acometer las obras. Cabe destacar dos. La primera, la apertura de una cuenta bancaria, que se anunciará próximamente, donde recoger donativos para las obras con la correspondiente desgravación fiscal. Y la segunda, la colecta que se organizará con el mismo fin en la Plaza de Amboage el próximo Domingo de Ramos, 25 de marzo, en la tradicional bendición de los ramos antes de la procesión.

Todos coincidieron en que una buena coordinación de acciones y la búsqueda de financiación tienen que centrar ahora los esfuerzos. Esto permitirá una buena organización de las actividades que tienen como referencia la iglesia de Dolores y que el templo vuelva a abrir lo antes posible. Esta campaña es importante para Ferrol entero. Para la feligresía y los servitas, para la Cofradía de Dolores y la “Semana Santa de Interés Turístico Internacional” y para la candidatura de “Ciudad de Ferrol. Puerto de la Ilustración” a formar parte de la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. La iglesia de Dolores en el barrio de la Magdalena aparece citada en el documento de trabajo de dicha candidatura reseñando que continúa “con idéntica función de servicio religioso” de la zona en la que fue edificada, “aportando un valor tipológico y artístico interesante en su ámbito local y secundando la representación del estilo clasicista académico de las citadas iglesias del centro del Ferrol dieciochesco” y considerada una de las edificaciones “esenciales para comprender el subconjunto de la Ciudad-Plaza de Ferrol y el papel de servicio religioso que prestaban y prestan a sus habitantes”.

En Ferrol, a 28 de febrero de 2018

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol