Nombramientos diocesanos: atención pastoral a las parroquias y cargos con responsabilidades

Septiembre de 2018

El procesos de implantación de las Unidades Pastorales se va a extender a toda la diócesis

Comienzan el curso cuatro seminaristas mayores en Salamanca y Lugo

Ante las necesidades de atención y reorganización pastoral

Como suele ser habitual en estas fechas, el obispo de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, monseñor Luis Ángel de la Heras Berzal, CMF, ante las necesidades de atención y reorganización pastoral, con el objetivo de lograr una transformación misionera de la diócesis, ha realizado nombramientos y destinos que se han ido conociendo con antelación en las parroquias implicadas por deferencia hacia ellas. Se detallan a continuación.

· D. Luis Manuel Ledo Álvarez, párroco de Santo Estevo de Sedes.

· D. Carlos Gómez Iglesias, párroco de Santa Rita de Xuvia, San Xiao de Narón y Nsa. Sra. dos Desamparados de Piñeiros, en orden a preparar una Unidad Pastoral con las tres parroquias.

· D. Albeiro Ospina Ospina, párroco in solidum de la Unidad Pastoral del Ensanche de Ferrol, que comprende las parroquias de Nsa. Sra. do Rosario, San Pedro Apóstolo y Santo Domingo.

· D. Ramón Otero Couso, D. Xosé Francisco Delgado Lorenzo y D. Gonzalo Folgueira Fernández -equipo de sacerdotes de la Unidad Pastoral de Ferrol Centro- acompañarán pastoralmente a la parroquia de Nsa. Sra. do Carme, como parroquia integrada ya en dicha Unidad Pastoral.

· D. Juan José Novo Gabeiras, párroco de Santiago de Celeiro y San Xiao de Faro, además de las que ya tiene encomendadas.

· D. José Ángel Fernández López, capellán del Hospital de la Costa de Burela, con dedicación plena, y párroco de varias parroquias en O Valadouro y Alfoz, todavía por asignar.

· Próximamente se dará a conocer en el propio lugar qué sacerdotes atenderán otras parroquias que tenía encomendadas hasta ahora D. José Ángel Fernández López y que no se mencionan aquí.

· El Sr. Obispo confirma como Deán-Presidente del Ilmo. Cabildo de la Santa Iglesia Catedral-Basílica de Mondoñedo a D. Pedro Díaz Fernández, elegido en sesión extraordinaria de dicho Cabildo el 27 de julio pasado. En la misma fecha fueron elegidos D. Félix Villares Mouteira como secretario y D. Ramón Otero Couso como fabriquero.

· Dña. María Cointa Pazos García, Secretaria General de Cáritas Diocesana.

· Hna. Nieves Echeverría, religiosa Discípula de Jesús, Delegada de Misiones y Directora de Obras Misionales Pontificias (OMP).

· D. Alejandro Piñón Espasadín, Delegado de Pastoral de la Salud, además de lo que ya tiene encomendado.

· Las responsabilidades de la Delegación de Pastoral Infantil, Juvenil y Vocacional, así como la de formador de seminaristas menores en el Seminario de Lugo, las asume D. Antonio Valín Valdés.

· D. Xaquín Campo Freire realiza, a petición propia, con el consentimiento del obispo, un curso completo de Actualización Teológico-Pastoral, organizado por el Instituto Superior de Pastoral de la Universidad Pontificia de Salamanca en su Campus de Madrid.

· D. Óscar Fernández Expósito comienza los estudios de Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, con residencia y colaboración en el Centro Español de Estudios Eclesiásticos de la Iglesia Española de Santiago y Montserrat.

· Comienzan el curso académico cuatro seminaristas mayores. Tres de ellos lo harán residiendo en la comunidad formativa del Teologado de Ávila en Salamanca y cursarán los estudios filosófico-teológicos en la Universidad Pontificia. El cuarto lo hará, como excepción, en el Seminario Diocesano de Lugo, respetando el proceso formativo y académico que comenzó allí.


EL PROCESO EN LA TOMA DE DECISIONES

Estos destinos y nombramientos se han estudiado en el seno del Consejo Diocesano de Gobierno y se han dialogado con los laicos, personas consagradas y sacerdotes mencionados. Alguna propuesta ya se venía dialogando desde el año pasado y las otras se han tratado en entrevistas personales durante los meses de julio y agosto.  El proceso de discernimiento para tomar decisiones ha sido guiado, entre otras, por las siguientes orientaciones pastorales:

1. Cuidado del acompañamiento pastoral.- Debido a la escasez y a la elevada edad media de los sacerdotes, es necesario y prudente buscar un correcto equilibrio entre edad/estado de salud de un sacerdote y la cantidad de trabajo que puede desempeñar. De ello depende que se pueda acompañar bien una comunidad cristiana, atender con solicitud a cada parroquiano y afrontar responsablemente los retos pastorales actuales.

2. Corresponsabilidad.- Puesto que todos estamos convocados a edificar la Iglesia como piedras vivas, resulta imprescindible la implicación responsable de laicos y personas consagradas -junto con los sacerdotes- en la vida de las parroquias, de las unidades pastorales, de los arciprestazgos y de la diócesis en su conjunto.

3. Unidades Pastorales.- La preparación, constitución y desarrollo de Unidades Pastorales precisa un decidido impulso. Como es ya sabido, cada Unidad Pastoral agrupa varias parroquias con el fin de revitalizar la comunidad cristiana en sus celebraciones, catequesis, atención a los necesitados y dimensión misionera. El proceso de implantación de Unidades Pastorales se va a extender a toda la diócesis en los próximos años. Unas empiezan, otras llevan tiempo, otras se constituirán. Pero todos los diocesanos estamos llamados a mirar más allá de la propia parroquia, disponiéndonos generosamente a formar comunidad cristiana con otras parroquias.

4. Formación.- Aunque son muchas las urgencias que tenemos, la importancia de la formación en la Iglesia hoy nos lleva a hacer esfuerzos generosos para procurar la actualización y los estudios superiores de nuestros sacerdotes. Su formación cualificada servirá para promover y acrecentar el bien de las dimensiones formativa, espiritual y pastoral de toda la diócesis.

Sabemos que todo cambio requiere un esfuerzo singular en la vida y misión de las comunidades cristianas y de sus miembros. Pero creemos que los aquí expuestos nos ayudarán a dar pasos significativos en la atención pastoral de nuestra diócesis. Contamos, pues, con la oración y la colaboración de todos. Y agradecemos a laicos, familias, personas consagradas, seminaristas y sacerdotes, el trabajo generoso que aportan en la construcción y renovación de la Iglesia que peregrina en Mondoñedo-Ferrol.
 

Mons. Luis Ángel de las Heras Berzal, CMF

Segovia (1963) - Obispo de Mondoñedo-Ferrol - Misionero claretiano

cmf@luisangel