Ferrol exporta 480 toneladas de ropa solidaria al año

Los textiles depositados en los contenedores rojos de Koopera y Cáritas dan trabajo a personas en riesgo de exclusión social · Autor: José Pardo

Los contenedores rojos se instalaron también en Mondoñedo, Cariño y San Sadurniño

Una tienda solidaria ModaRE, próximo objetivo de Cáritas Diocesana

Cada vez que toca hacer limpieza de armario, sobre todo en los cambios de estación, son muchos los ferrolanos que terminan depositando sus bolsas de ropa usada en los contenedores rojos que se encuentran salpicados por toda la ciudad y parte de la comarca. ¿Pero saben todos esos donantes a dónde va a parar esa ropa y qué se hace con ella? La respuesta la ofrecen los responsables de la cooperativa Koopera y Cáritas Diocesana de Mondoñedo-Ferrol, las dos entidades que se encuentran detrás de un proyecto que no solo apuesta por dar nueva vida a prendas y complementos ya usados, sino que también contribuye a cuidar el medio ambiente y da trabajo a personas en riesgo de exclusión social.

¿Cuántos puntos de recogida hay en la comarca?
En el año 2018 y en colaboración con Cáritas y el Ayuntamiento de Ferrol, la cooperativa Koopera instaló un total de 16 contenedores para la recogida de ropa y complementos en distintos puntos de la ciudad. En el año 2019, se instalaron otros dos en San Sadurniño y Mondoñedo, y más recientemente, se ha colocado otro en Cariño. En total, en el ámbito geográfico que abarca la diócesis, la red cuenta con 19 puntos de recogida.


¿A dónde se lleva la ropa que se recoge?
Gracias a este proyecto, Koopera ha creado en la comarca un puesto de trabajo para una persona en riesgo de exclusión social. Tres veces por semana, esta persona se encarga de recoger la ropa de los contenedores, llevarla a una nave del polígono Río do Pozo y meter en bolsas aquellos textiles y zapatos que los donantes depositan sueltos, algo que desde Cáritas piden que no se haga, puesto conlleva un trabajo adicional importante. Después, toda esa ropa se envía a una planta de tratamiento que Koopera tiene en Vizcaya, donde se clasifica para darle diferentes salidas.

¿Cuáles son los usos que se dan a las donaciones de prendas y zapatos?
Según explica José María Pérez Martínez, responsable de prensa de Cáritas Mondoñedo-Ferrol, cuando llega a la planta de Koopera, la ropa se clasifica para darle tres usos diferentes. En primer lugar, la ropa que está en buen estado se destina a la venta a través de la tiendas de Moda Re, un proyecto de comercio solidario y sostenible impulsado por Cáritas que ya cuenta con 80 puntos de venta en España. En Ferrol todavía no hay ningún establecimiento de este tipo, aunque su apertura sí está prevista a largo plazo. En segundo lugar, la ropa que está en peores condiciones y no se puede destinar a la venta se recicla para fabricar alfombrillas de coche, paneles de aislamiento acústico o carretes de hilo que luego adquieren industrias del textil como Inditex. «Y, por último, una pequeñísima parte de la ropa, que no se puede reutilizar ni reciclar, se quema para producir energía, pero con un impacto ambiental 0», apunta José María Pérez Martínez desde Cáritas. 

¿Cuánto se dona al año en la comarca?
Según los datos aportados por Cáritas, las donaciones son cuantiosas. Seis veces al año, Koopera envía a su planta de Vizcaya cinco o seis camiones cargados con 16.000 kilos de ropa cada uno. Es decir, en cada uno de esos envíos va un mínimo de 80 toneladas, lo que se traduce en una donación de al menos 480 toneladas al año.


¿Qué se consigue con este proyecto?
Además de favorecer la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social, el proyecto también tiene una vertiente solidaria, ya que parte de la ropa se envía a países en vías de desarrollas y en las tiendas de Moda Re las personas sin recursos pueden llevarse prendas de manera gratuita con unos vales de Cáritas.

Puntos de recogida
La red de puntos de recogida que gestionan Cáritas y Koopera cuenta con un total de 19 contenedores. San Sadurniño, Mondoñedo y Cariño cuentan con uno, mientras que los otros dieciséis se encuentran en Ferrol, en las siguientes ubicaciones: Avenida de Castelao (dos, junto al CIFP Rodolfo Ucho y en la esquina con Marqués de Santa Cruz); Avenida de Esteiro, 85; MacMahon, 21; Venezuela, 58; Entrerríos, 15; Pontevedra, 17; San Amaro, 10; Carretera de Catabois, en los números 92 y 265; Maiola, 1; Carretera Puerto-A Graña; Cabana, 41; Doctor Fleming; Espartero, 15; y atrio de la Iglesia del Pilar.

Fuente: La Voz de Galicia

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol