El obispo presidió en Mondoñedo y Ferrol los actos del Corpus Christi

Concatedral de San Xiao de Ferrol · Autor: Roberto Marín

El cambio de la normalidad impuesto por la crisis del coronavirus alcanza a casi todo, y las celebraciones religiosas no son una excepción. Pero eso no quiere decir que no existan. Este domingo, en el Corpus mindoniense no hubo procesiones, pero sí se celebraron misas y tampoco faltaron los adornos florales (Fuente: El Progreso)

Por su parte, en Ferrol, se celebró un año más la festividad del Corpus Christi en Ferrol, la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, con la que la Iglesia ensalza la Eucaristía y la presencia auténtica de Jesucristo en el Santísimo Sacramento. En esta ocasión y por motivo de las normas sobre la alarma del Covid-19 se celebró de forma muy especial.

A las siete y media de la tarde se ofició en la Concatedral de San Julián una solemne eucaristía presidida por el obispo de la diócesis de Mondoñedo -Ferrol, Luis Ángel de las Heras-CMF-, y concelebrada con el vicario general de la diócesis, Antonio Rodríguez Basanta; arcipreste, párroco de San Julián y canónigo, Ramón Otero Couso; y sacerdotes de toda la zona. Tanto los sacerdotes como los fieles cumplieron las normas de distancias y utilizando mascarillas.

El templo registró una notable asistencia de fieles y de distintas asociaciones y de Cofradías de la Semana Santa , entre los que se encontraban el presidente de la Junta de Cofradías y Hermandades, César Carreño, hermanos mayores y presidentes y demás miembros de la Junta; directivos de Cáritas de Mondoñedo-Ferrol; y el presidente de la Fundación del Santo Hospital de Caridad, Alberto Lens Tuero.

Finalizada la eucaristía el obispo diocesano portando la Custodia se trasladó a la entrada del templo y desde allí bendijo con el Santísimo a la ciudad y a los fieles.

Se trató de un Corpus especial, más sobrio, dado que siguen vigentes tanto las medidas sanitarias de protección establecidas por las autoridades civiles, como las disposiciones que publicó este obispado para la fase 3 del llamado proceso de “desescalada”. Por tanto,al finalizar la eucaristiía no tuvo lugar la tradicionales procesión de los fieles acompañando al Santísimo por las calles de nuestra ciudad (Fuente: Galicia Ártabra Digital).
 

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol