Institutos Seculares

· Misioneras Apostólicas de la Caridad

Asistencia religiosa en el CHUF "Arquitecto Marcide-Novoa Santos"
San Pedro de Leixa, s/n, 15405, Ferrol (A Coruña)
981 334 000 | Fax 981 334 015
anamgahema@gmail.com
www.misionerasapostolicasdelacaridad.org

Fundadas por el que fue obispo Auxiliar de Oviedo y Auxiliar del Administrador Apostólico de Tudela, monseñor Ángel Riesco, en proceso de canonización, nacido en 1902 en Bercianos de Vidriales (Zamora, diócesis de Astorga), emigrante en Argentina, entregado a la catequesis, a los pobres y enfermos. Gran trabajador en los movimientos apostólicos, sobre todo en la Acción Católica, en la promoción de la vida espiritual y en las obras del templo parroquial de La Bañeza. Nombrado Vicario General, irradió a la Diócesis de Astorga lo que había cultivado en La Bañeza. Fomentó con amor y entrega las diversas formas de vida consagrada y sacerdotal, promoviendo vocaciones y siendo guía espiritual de numerosas personas consagradas.

En 1957, funda el Instituto de Misioneras Apostólicas de la Caridad, con el carisma especial de caridad, inspirado en San Pablo: "Caritas Christi urget nos" (la caridad de Cristo nos urge), que le lleva a dar al Instituto una peculiaridad única en aquellos años: hacer posible la vida consagrada en el mundo, también a personas enfermas, pobres de cultura y de medios económicos, y quienes por causas similares no tenían cabida en ninguna Institución de vida consagrada. Sus últimos años como Obispo Emérito fueron al servicio del Instituto, falleciendo en La Bañeza en 1972. Las misioneras recibieron la aprobación diocesana en 1978 y la pontificia en 1982, y están presentes en España, Argentina, México y Perú.

Desarrollan su misión en grupos de vida fraterna o de modo disperso, como es el caso de nuestra diócesis de Mondoñedo, en el que llegaron en 1995 representadas por Mercedes Chao Falcón que dedicó su apostolado hasta el 2006 a las tareas del cuidado del Seminario de Mondoñedo, de su hospedería de los sacerdotes jubilados y de los sacerdotes enfermos de la residencia sacerdotal. También desde el año 2000 Nieves Moure Castro se dedicó al cuidado del actual obispo emérito de nuestra diócesis, D. José Gea Escolano. Desde hace diez años Ana García-Heras Martín continúa realizando la presencia y servicio de estas misioneras en nuestra diócesis a través de su trabajo comprometido en el acompañamiento de enfermos en la residencia de Ferrol y desde hace cinco años como Delegada de la Pastoral de la Salud de Mondoñedo-Ferrol, alentando los trabajos de esta delegación y coordinando y participando en las jornadas nacionales de Pastoral de la Salud, en los encuentros de Capellanes de Galicia, o en las Jornadas que recientemente han tenido lugar en Roma. A esta dedicación hay que añadir su colaboración desde el 2008 en la Pastoral Parroquial de Santa María de Caranza.
 

· Obreras de la Cruz

Pontevedra, 22, 1º, 15407, Narón (A Coruña)
981 385 365
naronisoc@eresmas.com
www.obrerasdelacruz.org

Circunstancias como la renuncia de nuestro Papa se comprenden mejor a la luz de una Iglesia de gran riqueza y pluralidad en las formas de evangelizar y llevar a cabo la misión, que se escapan de las tópicas y raquíticas perspectivas desde las que a veces somos mirados. Por eso en este número nos acercamos a una realidad diferente a la vida religiosa, todavía muy reciente en la vida de la Iglesia y que une dos notas esenciales que durante tiempo parecieron incompatibles: la secularidad (que sus miembros sigan siendo laicos o seglares) y la consagración total a Dios de la propia vida. Nos referimos a los Institutos Seculares, y en concreto a uno de los que manifiestan comprometidamente su presencia en nuestra diócesis: las Obreras de la Cruz.

Los Institutos Seculares surgen en la primera mitad del siglo XIX pero no serán aprobados hasta Pío XII en 1947. Hasta entonces todas las personas que deseaban consagrarse a Dios tenían que "abandonar" el mundo, con la única opción de pertenencia a una Orden Religiosa o a una Congregación. Esta opción permite la consagración sin dejar de ser seglares.

En la vida religiosa de nuestra diócesis son muchos los religiosos jubilados que siguen aportando y testimoniando con su trabajo, en la medida de sus posibilidades, y esta realidad se cumple igualmente en la presencia de este Instituto Secular de las Obreras de la Cruz que nuestra diócesis tiene en la parroquia de Santa Cecilia.

Su fundador, Vicente Garrido Pastor, fue un sacerdote, doctor en teología y profesor bien formado de Benaguacil (Valencia) nacido en 1896. Fue Consiliario de la Acción Católica Femenina e implicado fuertemente en la realidad y el acompañamiento del Mundo Obrero. En ese ámbito de acompañamiento espiritual de grupos de mujeres nace (en 1934) el humus de lo que luego serían las Obreras de la Cruz, que vería forma jurídica en la aprobación de Pío XII ya mencionada, siendo aprobada en Valencia en 1964. También desde 1972 cuentan con la rama de Miembros Cooperadores (personas que, sin profesar, viven el espíritu del Instituto y colaboran en su apostolado).

Su misión es el Apostolado Social Obrero, y son algunas obras características de este Instituto la promoción de centros y acciones para la promoción humana y laboral de la mujer, la acción apostólica con la gente trabajadora, el apostolado en el mundo rural, el servicio a los inmigrantes, así como una implicación con la pastoral parroquial que en nuestra diócesis se realiza en la parroquial de Santa Cecilia donde colaboran con la catequesis, la pastoral de los enfermos, así como su voluntariado y colaboración con el reparto de alimentos en la Caritas Parroquial y Diocesana.

Llegaron a nuestra diócesis, primero a Mondoñedo con don Jacinto Argaya. Luego a Ferrol con el obispo Gea Escolano, por su cercanía con Valencia, sede principal de este Instituto, hace más de veinticinco años. Al principio su colaboración fue en el ámbito del edificio del Obispado. En la actualidad sus tres miembros son María Prieto Verdes, Mari Carmen Martínez Formoso y Ana María Lage Ramos. Hace un año otra integrante, Carmen Bernabé, era enviada a Santiago de Chile, donde realiza en la actualidad su compromiso.