Para orar cada día: Miércoles

7ª Semana de Pascua

27 de mayo de 2020. Festividad de San Agustín de Canterbury

"Es difícil estar en el mundo y no ser del mundo"
Que tengan en sí mismos mi alegría colmada

Juan 17, 11b-19

En aquel tiempo, Jesús, alzando los ojos al cielo, dijo: «Padre santo, cuida en tu nombre a los que me has dado, para que sean uno como nosotros. Cuando estaba yo con ellos, yo cuidaba en tu nombre a los que me habías dado. He velado por ellos y ninguno se ha perdido, salvo el hijo de perdición, para que se cumpliera la Escritura.

»Pero ahora voy a ti, y digo estas cosas en el mundo para que tengan en sí mismos mi alegría colmada. Yo les he dado tu Palabra, y el mundo los ha odiado, porque no son del mundo, como yo no soy del mundo. No te pido que los retires del mundo, sino que los guardes del Maligno. Ellos no son del mundo, como yo no soy del mundo. Santifícalos en la verdad: tu Palabra es verdad. Como tú me has enviado al mundo, yo también los he enviado al mundo. Y por ellos me santifico a mí mismo, para que ellos también sean santificados en la verdad».
 

Comentario

Jesús reza al Padre para que seamos uno. Él sabe lo fácilmente que plantamos dentro de nosotros la semilla de la discordia y lo torpes que somos a veces. Es difícil estar en el mundo y no ser del mundo. Es difícil no caer en la tentación de hacer coro con la masa, de conformarnos con las tendencias y las modas. Es difícil no dejarse seducir por  el individualismo y, en lugar de eso, permitir que la Palabra de la comunidad sea la que nos defina. Pero si, por un lado, necesitamos realmente de la oración de Jesús, por otro, tenemos que confiar en el poder de esa intercesión.

Jesús pide al Padre  que nos asista, que nos libre del mal y que nos santifique en su verdad. Vivamos así, como quien se siente bendecido por lo alto.
 

Pregunta para reflexionar

Todos caminamos guiados por la misma palabra, el mismo proyecto salvador y la misma misión…la oración al Padre convierte el deseo de Jesús en una tarea urgente. ¿Eres signo de comunión o creador de desencuentros?
 

Oración

Cuando el Espíritu Santo conquista tu alma, y puedes decirle al Señor... "Soy tuyo, te pertenezco, me has robado el corazón… Entonces, estás siendo consagrado, y también santificado".

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo