Para orar cada día: Viernes

3 de marzo de 2017. Festividad de San Emeterio

Días vendrán en el que les será arrebatado el novio; entonces, ayunarán

Mateo 9, 14-15

En aquel tiempo, se le acercan los discípulos de Juan y le dicen: «¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos, y tus discípulos no ayunan?». Jesús les dijo: «Pueden acaso los invitados a la boda ponerse tristes mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán».
 

Comentario

El fundamento del ayuno es Cristo o si preferimos el amor. No se trata entonces de privarnos, tan solo, sino de compartir lo que tenemos. Y, ese es el verdadero espíritu cristiano que debe prevalecer tras el ayuno. Es decir, una ocasión para exigirnos un poco más. Si siempre estamos buscando el bien, si siempre estamos procurando dar y compartir, en estas ocasiones excepcionales, como el primer viernes de cuaresma, la Iglesia nos recuerda de modo especial este precepto, que debe estar en el fondo de nuestro proceder cotidiano, como cristianos.

Ese es el verdadero sentido del ayuno…No tanto privarte, como compartir, aunque ello signifique privarte. Practicar la empatía y la solidaridad con los menos favorecidos, recordando que son hermanos nuestros. Si bien los cristianos estamos llamados a vivir así siempre, hoy debemos recordarlo y practicarlo de modo especial, con mayor conciencia y tal vez con mayor exigencia.
 

Pregunta para reflexionar

¿Qué formas de ayunos practicamos? ¿De qué forma podríamos hacerlo? El ayuno ¿cómo puede ayudarme a prepararme mejor para la fiesta de pascua?


Oración

Señor, me aclaras que Cuaresma no es sinónimo de tristeza. Para quien tiene fe en Ti no hay tristeza.

Madres Concepcionistas de Viveiro