'Habla la Diócesis' (27.01.2019): JMJ + Infancia Misionera + FITUR + Vida Consagrada

Dirige y presenta Ada Romero

Intervención semanal del obispo Luis Ángel a través de los micrófonos de la Cadena COPE

"Hay que valorar las iniciativas de los jóvenes; su presencia en la Iglesia es una fuerza viva con la que tenemos que contar y agradecer. Como diócesis, debemos lamentarnos menos y confiar más en los jóvenes"

Temas de la semana:

· Hoy finaliza la JMJ 2019 de Panamá, que comenzaba el pasado martes (día 22). “La Iglesia y la sociedad tienen necesidad de los jóvenes”. Así lo ha recalcado a lo largo de estos días Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá, que ha calificado esta semana como una oportunidad para hacer visibles las realidades juveniles, entre las cuales están los migrantes, los indígenas y las comunidades de origen africano. De hecho, el papa Francisco se ha encontrado con una Iglesia joven y alegre; auténtica, multiétnica y pluricultural, con una fe viva, con un compromiso de anunciar el Evangelio.

· Además, hoy, celebramos la Jornada de la Infancia Misionera. Desde OMP (Obras Misionales Pontificias), su nuevo director, José María Calderón, nos cuenta la noticia de que “Dios se hace niño”. En concreto desde el Secretariado de Infancia Misionera de OMP nos invitan a ir descubriendo “la belleza de un Dios que es capaz de hacer suya la fragilidad de ser niño” a lo largo de los próximos cuatro años (2019-2022).

· Hablamos también de la Jornada Mundial de la Comunicaciones Sociales 2019, que se celebrará el próximo 2 de junio, domingo. El pasado jueves 24 de enero, festividad de San Francisco de Sales (patrón de los comunicadores), el Santo Padre daba a conocer su mensaje para esta jornada, que coincidirá este año con la Solemnidad de la Ascensión del Señor.

· El próximo sábado, 2 de febrero (La Candelaria), se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada 2019. El lema de este año: “ Padre nuestro. La vida consagrada, presencia del amor de Dios". Este día será de especial agradecimiento al Padre nuestro. Los obispos españoles desean recordar que “la vida consagrada es presencia del amor de Dios.