Para orar cada día: Sábado

16 de febrero de 2019. Festividad de Santa Juliana

"A todos les han entrado ganas de vivir, de seguir a ese hombre, que tiene un lenguaje nuevo"
No tienen qué comer

Marcos 8, 1-10

En aquel tiempo, habiendo de nuevo mucha gente con Jesús y no teniendo qué comer, Él llama a sus discípulos y les dice: «Siento compasión de esta gente, porque hace ya tres días que permanecen conmigo y no tienen qué comer. Si los despido en ayunas a sus casas, desfallecerán en el camino, y algunos de ellos han venido de lejos». Sus discípulos le respondieron: «¿Cómo podrá alguien saciar de pan a éstos aquí en el desierto?». Él les preguntaba: «¿Cuántos panes tenéis?». Ellos le respondieron: «Siete».

Entonces Él mandó a la gente acomodarse sobre la tierra y, tomando los siete panes y dando gracias, los partió e iba dándolos a sus discípulos para que los sirvieran, y ellos los sirvieron a la gente. Tenían también unos pocos pececillos. Y, pronunciando la bendición sobre ellos, mandó que también los sirvieran. Comieron y se saciaron, y recogieron de los trozos sobrantes siete espuertas. Fueron unos cuatro mil; y Jesús los despidió. Subió a continuación a la barca con sus discípulos y se fue a la región de Dalmanuta.
 

Comentario

Jesús se conmueve al ver a la gente, que se ha echado al camino y va detrás de él, necesitada de pan, verdad, cariño y dignidad. Sus palabras llenas de vida, de ternura, de consuelo han despertado el entusiasmo de las gentes. A todos les han entrado ganas de vivir, de seguir a ese hombre, que tiene un lenguaje nuevo.

Nosotros, lanzados por Jesús a la acción, debemos hacer lo que podamos, con lo que tenemos. Jesús terminará la obra. No nos quedemos ociosos ante las necesidades de nuestros hermanos. En aquella multiplicación de los panes hay “residuos”. El alimento distribuido es inagotable. Acerquémonos a Jesús sin llevar nada en las manos, sólo confianza en él.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cuál es el fermento que hoy impide la realización del evangelio y que debe ser eliminado?
 

Oración

Señor, que sepa esperar contra toda esperanza.
Que ponga mis dones en tus manos para que los multipliques en bien de mis hermanos.

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro