Para orar cada día: Jueves

25 de mayo de 2017. Festividad de San Beda

Vuestra tristeza se convertirá en gozo

Juan 16, 16-20

En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Dentro de poco ya no me veréis, y dentro de otro poco me volveréis a ver». Entonces algunos de sus discípulos comentaron entre sí: «¿Qué es eso que nos dice: ‘Dentro de poco ya no me veréis y dentro de otro poco me volveréis a ver’ y ‘Me voy al Padre’?». Y decían: «¿Qué es ese ‘poco’? No sabemos lo que quiere decir». Se dio cuenta Jesús de que querían preguntarle y les dijo: «¿Andáis preguntándoos acerca de lo que he dicho: ‘Dentro de poco no me veréis y dentro de otro poco me volveréis a ver?’. En verdad, en verdad os digo que lloraréis y os lamentaréis, y el mundo se alegrará. Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en gozo».
 

Comentario

Ausencia y presencia. Jesús dice un «poco» es decir, un tiempo muy breve, como un “instante”. Si el tiempo que Jesús ha pasado junto a los suyos como verbo encarnado ha sido muy breve, igualmente será breve el tiempo que separará su partida y su retorno. No habrá cambio en la situación interior de sus discípulos porque no cambia su relación con Jesús: hay una cercanía permanente. “Dentro de poco no me veréis y dentro de otro poco me volveréis a ver”. La expresión “un poco y no me veréis” recuerda el modo en que los discípulos ven en el Jesús histórico al Hijo de Dios. Parece que Jesús quiere decir a sus discípulos que por brevísimo tiempo permanecerán aún en la condición de verlo, de reconocerlo en su carne visible, pero, después, lo contemplarán con una visión diferente porque se les mostrará transformado, transfigurado.

Hay días que son áridos y que nos cuesta sentir la presencia de Cristo en nuestras vidas y sin embargo el siempre está a nuestro lado. Ocurre que nos acostumbramos y damos por descontadas muchas cosas que Él va resolviendo, mientras que nosotros caminamos en automático.
 

Pregunta para reflexionar

¿Estoy convencido de que pasará el tiempo de la prueba y Él volverá a estar conmigo?
¿Cómo vivo tus situaciones de tristeza y de angustia?
 

Oración

Señor, no permitas que nos rindamos ante la adversidad, que flaqueemos o desistamos frente a los obstáculos.

Madres Concepcionistas de Viveiro