Para orar cada día: Lunes

23 de abril de 2018. Festividad de San Jorge

"Su acceso franquea el paso a la tierra prometida, a un ámbito de libertad y vida, a una comunidad de amor"
El que entra por la puerta es pastor de las ovejas (...) las ovejas escuchan su voz (...) y las ovejas le siguen, porque conocen su voz

Juan 10, 1-10

En aquel tiempo, Jesús habló así: «En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que escala por otro lado, ése es un ladrón y un salteador; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el portero, y las ovejas escuchan su voz; y a sus ovejas las llama una por una y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Pero no seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños». Jesús les dijo esta parábola, pero ellos no comprendieron lo que les hablaba.

Entonces Jesús les dijo de nuevo: «En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido delante de mí son ladrones y salteadores; pero las ovejas no les escucharon. Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia».
 

Comentario

Jesús, como toda puerta abierta, es una invitación callada a cruzarla. Por ella se puede entrar y salir libremente. Los que escuchan y reconocen su voz y la atraviesan se sienten llamados a seguirle, darle su adhesión personal y comprometerse a guardar su mandamiento. Su acceso franquea el paso a la tierra prometida, a un ámbito de libertad y vida, a una comunidad de amor. En ese recinto nunca pasará hambre ni padecerá sed, porque podrá disfrutar del pan vivo bajado del cielo, facilitado por aquel que vino a traer vida, y vida abundante.
 

Pregunta para reflexionar

Cuando en un muro blanqueado, que no está unido a otros, sino aislado, se hace una puerta, el que entra por ella se queda siempre a la intemperie; así también el que al obrar no se preocupa más que de levantar una pared y no de unirla con otras ¿para qué le sirve la puerta? Si entras te quedas fuera. Has venido al mundo como luz … pero te tapamos ¿Eres mi luz? ¿busco aclararme en ti?
 

Oración

Jesús, buen pastor, busca a las ovejas descarriadas y recondúcelas al buen camino.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo