La parroquia de santa Cruz de Canido, cincuenta años en marcha

Mons. Sánchez Monge presidirá la eucaristía conmemorativa de acción de gracias el próximo 28 de septiembre

El día 4 de agosto de 1964, monseñor Jacinto Argaya, obispo diocesano por aquel entonces, firmaba el decreto de erección de una nueva parroquia en la ciudad de Ferrol: santa Cruz de Canido*. "Le he puesto el nombre de santa Cruz por consideración a Canido, donde las Fiestas de Mayo tanto entusiasmo despiertan", explicaba el prelado a través de la carta de presentación del nuevo ente parroquial a los vecinos.

Con motivo de esta efeméride, arrancan los actos conmemorativos del cincuentenario de la comunidad parroquial con una eucaristía de acción de gracias que presidirá el obispo diocesano, Manuel Sánchez Monge el domingo 28 de septiembre a las 13.15 horas.

Acompañando al prelado concelebrarán los sacerdotes que han ejercido allí su ministerio pastoral a lo largo de estos cincuenta años: D. José Antonio Fernández Santos, actual párroco; D. Pedro Rodríguez Paz, párroco de Nuestra Señora del Pilar de Ferrol; D. Lázaro Domínguez Gallego, un apoyo constante en las muchas de las obligaciones diarias de la parroquia; y el sacerdote castrense D. José Antonio Roca, que como colaborador y vecino del barrio ha querido ser también partícipe.

En el recuerdo, la figura imborrable de D. Gabriel Vázquez Seijas, primer párroco de santa Cruz, "un sacerdote de excepcionales condiciones de inteligencia y de bondad", escribía Mons. Argaya en la citada carta, cuya huella profunda sigue todavía hoy presente en todos y cada uno de los rincones del barrio. También en los corazones de sus feligreses. No han podido ni han querido olvidado.

Y la comunidad parroquial. Catequistas, voluntarios, los consejos parroquiales, el equipo de Cáritas, los niños, los jóvenes, los mayores. Magdalena Hermans, colaboradora infatigable, nos comenta que la parroquia vive estas semanas "intensamente, entusiasmada y muy ilusionada en poder celebrar como se merece esta gran fiesta de todos, de los que están y de los que desgraciadamente nos han dejado". Afirma que "hemos preparado con todo el cariño del mundo esta jornada, a la que, por supuesto, invitamos a participar a todos los ferrolanos y, por extensión, a todos los diocesanos".

Un 29 de agosto de 1964, coincidiendo con la toma de posesión de D. Gabriel como párroco, iniciaba su nueva vida la parroquia, por entonces de santa Cruz y san Rosendo. Y lo hacía en el centro catequístico propiedad de los padres Mercedarios, situado en la calle Alonso López, próximo a la transitada Praza do Cruceiro, en Canido. Ahora, la iglesia parroquial está emplazada en la calle Poeta Pérez Parallé, en uno de los bajos de las torres que coronan la parte alta de la ciudad, atendiendo pastoralmente a una población de 4.900 personas. Allí, un pequeño y silencioso grupo de voluntarios se afanan por ultimar los detalles de los recordatorios con los que serán agasajadas todas las personas que participen en la eucaristía del día 28: un frágil recipiente de cristal con el sello de la parroquia, en el que tienen cabida medio centenar de semillas de trigo, "símbolo de la permanencia del mensaje de Jesús", señala Magdalena, "al igual que hace cincuenta años plantaron esa semilla en cada uno de nosotros, ahora podamos hacer lo mismo con las nuevas generaciones de la parroquia". Además, han confeccionado una estampa conmemorativa de este aniversario con una oración para bendecir la mesa.

Una vez finalizado el acto litúrgico, una representación parroquial, el obispo y los sacerdotes se desplazarán al parque Reina Sofía, donde celebrarán una comida de fraternidad.


* En el decreto original, parroquia de santa Cruz y san Rosendo. Años después se dividirían en dos parroquias independientes.