Buscando el modo de hacer comunidad compartiendo "mesa y mantel"

La parroquia de santa María de Vilalba, a través de su hoja mensual, analiza la concentración de las celebraciones dominicales y servicios en las comunidades parroquiales

"Llevamos un tiempo de reagrupación de nuestras celebraciones y servicios a nivel de arciprestazgo, como se está haciendo en otras diócesis, como la vecina y hermana de Lugo.

Hay un descenso considerable y un envejecimiento de la gente que vive en nuestras parroquias rurales. Y por otra parte, los sacerdotes también vamos disminuyendo y haciéndonos más viejos. Por lo que intentamos concentrar a la gente de las parroquias para las celebraciones dominicales, teniendo en cuenta los medios de locomoción familiares y las distancias y horarios que resulten más apropiados.

Sentimos pena contemplando muchas de nuestras iglesias vacías, salvo para las celebraciones funerarias, que siempre encuentran una adhesión masiva. Por eso tenemos que buscar los modos de hacer comunidad, compartiendo "mesa y mantel" - símbolos también eucarísticos -, como hacemos en nuestras fiestas y en nuestros funerales.

No se trata de suprimir parroquias, sino de hacer posible que sigan existiendo verdaderas comunidades cristianas, donde vivir la fe ahora y en el futuro. Concentrar las celebraciones dominicales entre parroquias vecinas, con los medios de transporte hoy existentes, es un modo de tener unas celebraciones más comunitarias y de ahondar los vínculos que nos comunican, y la caridad que nos alimenta, compartiendo entre nosotros "mesa y mantel".


Hola parroquial de santa María de Vilalba, número 144, agosto de 2014