Para orar cada día: Sábado

7ª Semana de Pascua

30 de mayo de 2020. Festividad de San Fernando, rey

"Jesús nos invita hoy a seguirle desde nuestras biografías y cotidianidades concretas y desde la diversidad que nos constituye"
Las ha escrito, y nosotros sabemos que su testimonio es verdadero

Juan 21, 20-25

En aquel tiempo, volviéndose Pedro vio que le seguía aquel discípulo a quién Jesús amaba, que además durante la cena se había recostado en su pecho y le había dicho: «Señor, ¿quién es el que te va a entregar?». Viéndole Pedro, dice a Jesús: «Señor, y éste, ¿qué?». Jesús le respondió: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿qué te importa? Tú, sígueme». Corrió, pues, entre los hermanos la voz de que este discípulo no moriría. Pero Jesús no había dicho a Pedro: «No morirá», sino: «Si quiero que se quede hasta que yo venga».

Éste es el discípulo que da testimonio de estas cosas y que las ha escrito, y nosotros sabemos que su testimonio es verdadero. Hay además otras muchas cosas que hizo Jesús. Si se escribieran una por una, pienso que ni todo el mundo bastaría para contener los libros que se escribieran.
 

Comentario

El  evangelio de Juan termina con el capítulo 21, que fue añadido posteriormente en la redacción definitiva. Tiene un carácter  de colofón y provocación al seguimiento desde la singularidad de cada uno de los discípulos.

Como a ellos, Jesús nos invita hoy a seguirle desde nuestras biografías y cotidianidades concretas y desde la diversidad que nos constituye.

El evangelio es obra de un testigo y, al igual que él, nosotros hoy somos urgidos con la fuerza del Espíritu del Resucitado a encarnarlo en nuestros ambientes. Conscientes de que la gratuidad y desmesura de Jesús en sus gestos y palabras no pueden ser contenidas en ningún libro, es en el libro de nuestra propia vida donde somos llamados a narrar lo que de él se nos va regalando por el camino.


Pregunta para reflexionar

El Buen Pastor, llama a cada uno por su nombre y me pregunta ¿me quieres? ¿Me amas?


Oración

Jesús, desde hace tiempo, tus palabras me traen mucha paz, porque la verdad que voy conociendo al tratar contigo, es que no tengo nada que temer… porque tú estás conmigo, y es lo único que necesito para ser feliz, saberme amado por ti.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo