Un tiempo para cambiar de vida y dejarse tocar el corazón

Antonio Rodríguez Basanta · Autor: Diócesis

Convocatoria diocesana con motivo de la inauguración del Jubileo de la Misericordia

"Que este Año Jubilar de la Misericordia sea para todos nosotros un año de gracia del Señor que redunde en el bien de nuestra Iglesia diocesana y en su misión evangelizadora"

Queridos diocesanos:

Acaba de ser inaugurado en Roma por el papa Francisco el Año Jubilar de la Misericordia, tal como lo había anunciado en la bula “Misericordiae vultus” (“El rostro de la misericordia”). En las diócesis se inaugurará este próximo domingo, día 13, con la apertura de la Puerta Santa en cada catedral de las Iglesias particulares.

Como ya fue anunciado, en nuestra diócesis de Mondoñedo-Ferrol tendremos la inauguración este sábado, día 12, a las doce de la mañana en la Concatedral de Ferrol, y en nuestra Iglesia madre, la Catedral de Mondoñedo, el mismo domingo día 13, a las 5 de la tarde. Saliremos en procesión de la iglesia parroquial de Santiago hasta la puerta de la Catedral, haremos el rito de la apertura de la Puerta santa, y en la Catedral haremos memoria de nuestro bautismo y celebraremos la eucaristía.

Ya el pasado día 8 en Viveiro, al día siguiente de la Vigilia de la Inmaculada organizada por la delegación de Pastoral Juvenil y Universitaria, acompañamos en procesión la imagen de la Virgen desde el monasterio de las MM. Concepcionistas hasta la capilla de la Misericordia, como prólogo de la celebración diocesana. Serán, por tanto, tres los templos jubilares en nuestra diócesis: la Catedral de Mondoñedo, la Concatedral de Ferrol y la capilla de la Misericordia de Viveiro.

El Año de la Misericordia al que nos convoca el papa Francisco, es “el tiempo oportuno para cambiar de vida (…) el tiempo para dejarse tocar el corazón” (MV 19). Un año, pues, para acercarnos al corazón del Padre y experimentar en nuestras vidas la riqueza y la profundidad de su amor misericordioso. Solo desde esta experiencia personal y comunitaria, que pasa por la oración, la escucha de la Palabra, la celebración del sacramento de la penitencia y la eucaristía, y la práctica de la obras de misericordia, podremos conocer el sentir de Dios manifestado en su Hijo Jesucristo y compartirlo a través de nuestro testimonio cristiano, porque “quien ve a Jesús ve al Padre (cf Jn 14, 9). Jesús de Nazaret con su palabra, con sus gestos y con su persona revela la misericordia de Dios” (MV 1).

Animo, por tanto, a todos los fieles – sacerdotes, consagrados y laicos - que integramos esta Iglesia diocesana de Mondoñedo-Ferrol, en este periodo que nos toca vivir a la espera de un pastor según el corazón misericordioso y compasivo de Cristo, a que vivamos con especial interés este tiempo oportuno y extraordinario de la misericordia.

El delegado para el Año Jubilar de la Misericordia, don Antonio Valín Valdés, desde la Secretaría diocesana de pastoral, nos propone, además, una serie de recursos, celebraciones y acciones para llevar a cabo en las parroquias, unidades pastorales y arciprestazgos.

Que este Año Jubilar de la Misericordia sea para todos nosotros un año de gracia del Señor que redunde en el bien de nuestra Iglesia diocesana y en su misión evangelizadora.

Antonio Rodríguez Basanta
Administrador diocesano de Mondoñedo-Ferrol


 

GALEGO

Benqueridos diocesanos:

Acaba de ser inaugurado en Roma polo papa Francisco o Ano Xubilar da Misericordia, tal como o anunciou na bula “Misericordiae vultus” (“O rostro da misericordia”). Nas dioceses inaugurarase este próximo domingo, día 13, coa apertura da Porta Santa en cada catedral das Igrexas particulares.

Como xa foi anunciado, na nosa diocese de Mondoñedo-Ferrol teremos a inauguración este sábado, día 12, ás doce da mañá na Concatedral de Ferrol, e na nosa Igrexa nai, a Catedral de Mondoñedo, o mesmo domingo día 13, ás 5 da tarde. Sairemos en procesión da igrexa parroquial de Santiago ata a porta da Catedral, faremos o rito da apertura da Porta santa, e na Catedral faremos memoria do noso Bautismo e celebraremos a Eucaristía.

Xa o pasado día 8 en Viveiro, ao día seguinte da Vixilia da Inmaculada organizada pola delegación de Pastoral Xuvenil e Universitaria, acompañamos en procesión a imaxe da Virxe desde o mosteiro das MM Concepcionistas ata a capela da Misericordia, como prólogo da celebración diocesana. Serán, polo tanto, tres os templos xubilares na nosa diocese: a Catedral de Mondoñedo, a Concatedral de Ferrol e a capela da Misericordia de Viveiro.

O Ano da Misericordia ao que nos convoca o papa Francisco, é “o tempo oportuno para cambiar de vida (...) o tempo para deixarse tocar o corazón” (MV 19). Un ano, pois, para achegarnos ao corazón do Pai e experimentar nas nosas vidas a riqueza e a profundidade do seu amor misericordioso. Só desde esta experiencia persoal e comunitaria, que pasa pola oración, a escoita da Palabra, a celebración do sacramento da penitencia e a eucaristía, e a práctica da obras de misericordia, poderemos coñecer o sentir de Deus manifestado no seu Fillo Xesucristo e compartilo a través do noso testemuño cristián, porque “quen ve a Xesús ve ao Pai (cf Xn 14, 9). Xesús de Nazaret coa súa palabra, cos seus xestos e coa súa persoa revela a misericordia de Deus” (MV 1).

Animo, polo tanto, a todos os fieis - sacerdotes, consagrados e laicos - que integramos esta Igrexa diocesana de Mondoñedo-Ferrol, neste periodo que nos toca vivir á espera dun pastor segundo o corazón misericordioso e compasivo de Cristo, a que vivamos con especial interese este tempo oportuno e extraordinario da misericordia.

O delegado para o Ano Xubilar da Misericordia, don Antonio Valín Valdés, desde a Secretaría diocesana de pastoral, proponnos, ademais, unha serie de recursos, celebracións e accións para levar a cabo nas parroquias, unidades pastorais e arciprestados.

Que este Ano Xubilar da Misericordia sexa para todos nós un ano de graza do Señor que redunde no ben da nosa Igrexa diocesana e na súa misión evanxelizadora.

Antonio Rodríguez Basanta
Administrador diocesano de Mondoñedo-Ferrol