Crónica de la Vigilia de la Inmaculada de jóvenes en Viveiro

"Fue una tarde en la que nos lo pasamos genial; primero con una Gymkana, con cuatro pruebas por distintos puntos de Viveiro repartidos en cuatro equipos donde, en cada prueba, fuimos profundizando una virtud de la Virgen: la CONFIANZA, el SERVICIO, la HUMILDAD y la CERCANÍA..."

"Ayer, los jóvenes de la diócesis tuvimos la Vigilia de la Inmaculada en Viveiro.

Fue una tarde en la que nos lo pasamos genial; primero con una Gymkana, con cuatro pruebas por distintos puntos de Viveiro repartidos en cuatro equipos donde, en cada prueba, fuimos profundizando una virtud de la Virgen: la CONFIANZA, el SERVICIO, la HUMILDAD y la CERCANÍA.

Más tarde fuimos a la ermita de la Misericordia de Viveiro, donde nos tenían preparada una rica merienda antes de comenzar una procesión por las calles de Viveiro. Todo ello gracias a la Cofradìa de la Misericordia, que fueron los que organizaron la procesión hasta la iglesia de las Concepcionistas, donde nos recibieron y pudimos vivir un momento muy bonito en la Vigilia de Oración. Tuvimos la oportunidad de conocer un poco más, a través de la María, todo el amor que nos tiene el Padre. Interpretamos cantos, momentos de silencio y oración, de escucha de la Palabra de Dios y también de confesiones. En esta vigilia, los jóvenes también estuvimos acompañados por adultos que, como nosotros,  quisieron acercarse a rezar en este dìa de la fiesta de nuestra Madre.

Damos gracias a Dios y a la Virgen porque, un año más, podemos juntarnos jóvenes de la diócesis para poder celebrar la Inmaculada. El año que viene... ¡os esperamos!".

Nota de la delegación diocesana de Infancia y Juventud