Aumenta la cantidad destinada por los contribuyentes a la Iglesia católica

Declaración de la Renta 2015 (IRPF 2014)

Continúa el trabajo para que aumente el número de X en la Declaración de la Renta y también el esfuerzo por explicar a qué fines se dedica el dinero de la Iglesia

La Iglesia católica ha visto aumentar en la Declaración de la Renta 2015, tanto el número de declarantes que marcan la X a favor de la Iglesia católica, con 23.174 nuevas declaraciones, como la cantidad que los declarantes destinan a la Iglesia católica, que por primera vez supera los 250 millones de euros (250,3), desde que comenzó la crisis.

El aumento de la renta disponible, ha permitido aumentar tanto el número de declaraciones a favor de la Iglesia como la cantidad que los españoles destinan de sus impuestos a favor de la Iglesia católica. En cuanto al porcentaje se mantiene similar al de años anteriores: en el territorio de la Agencia Tributaria, sin incluir las Haciendas Forales está ligeramente por encima del 35% de las declaraciones presentadas, y ha pasado del 35,20% en 2013 al 35,11% en 2014. En el conjunto de la nación, el porcentaje de declaraciones a favor de la Iglesia se mantiene en relación al año anterior, pasando del 34,88% en 2013 al 34,76 % (-0,12%).

En este sentido se pueden realizar dos valoraciones, en primer lugar que el aumento de las declaraciones presentadas a favor de la Iglesia y de la cantidad consignada, aunque es un incremento pequeño, es positivo pues viene marcado por el inicio de la recuperación económica en España, lo que ha supuesto una leve mejora a nivel recaudatorio. Por otro lado, el porcentaje indica que todavía es posible concienciar a más personas de la actividad de la Iglesia para que destinen una parte de sus impuestos, sin pagar más y sin que le devuelvan menos, a la actividad pastoral, social y caritativa, en suma evangelizadora, qu e realiza la Iglesia.

En números absolutos, se presentaron 7.291.771 declaraciones con la X de la Iglesia católica, mientras que en el ejercicio anterior, de 2013, fueron 7.268.597 (un aumento de 23.174 declaraciones a favor de la Iglesia).
 

Datos por comunidades autónomas

Conviene destacar que en 14 de las 17 comunidades autónomas se ha incrementado el importe asignado en euros a la Iglesia Católica, siendo las más importan-tes: Madrid, Andalucía, Cataluña y Valencia. Por su parte, las comunidades autó-nomas donde más se marca la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta son: Castilla-La Mancha, Murcia, Extremadura y la Rioja, superando todas ellas el 46%. Por encima del 50% de asignación se ubican cuatro provincias: Ciudad Real (55,37%), Cuenca (51,14%), Jaén (50,62) y Badajoz (50,10%).
 

Otras categorías

Por primera vez la Agencia Tributaria nos ha facilitado datos sobre la asignación por tramos de edad, por sexo del primer declarante así como los datos de las declaraciones conjuntas.

De estos datos se desprende que el número de declaraciones a favor de la Iglesia católica según el sexo muestran una cierta igualdad, si bien las declaraciones de mujeres (35,35%) superan a las de hombres (34,93%). Lo mismo ocurre cuando las declaraciones son conjuntas (37,23%) a favor de la Iglesia, mientras que las individuales tienen casi dos puntos menos (34,55%).
 

XTANTOS que necesitan tanto

Cada año, la Iglesia católica realiza en España un mayor esfuerzo por dar a conocer su actividad al servicio de la sociedad española. La presentación de la memoria de actividades de la Iglesia busca mostrar de forma clara y exhaustiva, en qué invierte la Iglesia el dinero que cada año recibe de los contribuyentes que han marcado la casilla de la Iglesia católica en su Declaración de la Renta. Es el com-promiso de la Iglesia a favor de la transparencia y también como muestra de gra-titud a quienes manifiestan su confianza en la Iglesia de esta manera.

Por otro lado ese agradecimiento se extiende también a todos aquellos que colaboran en su sostenimiento a través de las colectas o las suscripciones, que continúan siendo absolutamente indispensables. También a través de colectas extraordinarias como las del DOMUND, el Día de la Iglesia diocesana, o Manos Unidas.

Se pretende que cada vez sean más los que conozcan la vida de la Iglesia y la apoyen marcando la X en la Declaración de la Renta, sabiendo que su contribución será utilizada para sostener las actividades de la Iglesia con los niveles de eficacia y austeridad que acompañan las iniciativas de toda la Iglesia. Se sostiene así la labor religiosa y espiritual de la Iglesia, que incluye una dimensión social sobresaliente, por ejemplo con el acompañamiento a miles de personas desasistidas o con la formación de millones de personas en virtudes y valores que contribuyen al equilibrio en la sociedad. Todo ello surge de las vidas entregadas y de la generosidad suscitada en quienes han encontrado su esperanza en la misión de la Iglesia.

Es la decisión personal de los contribuyentes a la hora de marcar la casilla la que define la capacidad de la Iglesia de seguir realizando su servicio a la sociedad y al bien de cada uno de sus miembros. Pueden continuar haciéndolo marcando la X de la Iglesia católica y también, conjuntamente, la de “Otros fines sociales”. Ninguna de las dos opciones significa que el contribuyente vaya a tener que pagar más ni que le vayan a devolver menos.

Más en información en: www.conferenciaepiscopal.es y  www.portantos.es