Carta de los obispos de Galicia en la Jornada Interdiocesana de Enseñanza Religiosa Escolar 2016

Clase de Religión en un IES · Autor: ABC

Un compromiso educativo y creyente

"La enseñanza de la religión es parte imprescindible de una educación que quiera lograr una formación integral, una inserción personal y libre, constructiva en la sociedad"

Queridos padres:

Durante estas semanas estáis tramitando la matrícula escolar para el próximo curso. Vuestro derecho como padres se expresa de manera singular en la educación que queréis para vuestros hijos. Para ellos queréis una enseñanza de calidad en la que profesores bien formados y competentes, provistos de los medios materiales adecuados, hagan posible a vuestros hijos el desarrollo integral de todas las dimensiones de la persona, incluido el valor humanizador y trascendente de lo religioso como horizonte de verdad, de esperanza y de libertad.

La Enseñanza Religiosa no es un privilegio de la Iglesia sino, ante todo, un derecho y una responsabilidad vuestra, de los padres y madres de familia: vuestros hijos han de recibir la educación religiosa que corresponde a vuestras convicciones, de acuerdo con la libertad de enseñanza y la libertad religiosa que reconoce la vigente Constitución española.

La enseñanza de la religión no es una catequesis escolar. Está presente en la escuela para procurar que los alumnos conozcan su propia tradición cultural, en este caso de raigambre cristiana, y realicen un estudio razonable de sus contenidos principales y de su historia, con sus implicaciones éticas y sociales. Es parte imprescindible de una educación que quiera lograr una formación integral, una inserción personal y libre, constructiva en la sociedad.

Tiene mucha importancia que todos los que intervienen en la tarea educativa, sin ceder al prejuicio laicista, asuman la presencia de la enseñanza religiosa como una materia propia y rigurosamente escolar, equiparable a las demás asignaturas en sus objetivos, en el rigor científico de sus contenidos y en el carácter formativo de sus métodos. Sería deseable igualmente que el marco escolar de la asignatura de Religión quedase al margen de la oportunidad política.

Por ello, os invitamos como padres cristianos a inscribir a vuestros hijos en la asignatura de Religión Católica, como expresión de vuestro compromiso educativo y creyente. Esta colaboración vuestra será imprescindible para que la escuela sirva realmente a la formación integral de la persona.

Con nuestro agradecimiento y aliento a los padres y profesores que entregáis generosamente lo mejor de vosotros en la educación de vuestros hijos y alumnos, os bendecimos con afecto en el Señor, Maestro que nos da vida y sostiene en la esperanza.

+ Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago
+ Luis Quinteiro Fiuza, Obispo de Tui-Vigo
+ Alfonso Carrasco Rouco, Obispo de Lugo
+ Leonardo Lemos Montanet, Obispo de Ourense
+ Luís Ángel de las Heras Berzal, cmf, Obispo de Mondoñedo-Ferrol
+ Jesús Fernández González, Obispo Auxiliar de Santiago


_______________________________________


GALEGO

Queridos pais:

Durante estas semanas estades a tramitar a matrícula escolar para o próximo curso. O voso dereito como pais exprésase de maneira singular na educación que queredes para os vosos fillos. Para eles queredes un ensino de calidade na que profesores ben formados e competentes, provistos dos medios materiais adecuados, fagan posible aos vosos fillos o desenvolvemento integral de todas as dimensións da persoa, incluído o valor humanizador e transcendente do relixioso como horizonte de verdade, de esperanza e de liberdade.

O Ensino Relixioso non é un privilexio da Igrexa senón, ante todo, un dereito e unha responsabilidade vosa, dos pais e nais de familia: os vosos fillos han de recibir a educación relixiosa que corresponde ás vosas conviccións, de acordo coa liberdade de ensino e a liberdade relixiosa que recoñece a vixente Constitución española.

O ensino da relixión non é unha catequese escolar. Está presente na escola para procurar que os alumnos coñezan a súa propia tradición cultural, neste caso de raizame cristián, e realicen un estudo razoable dos seus contidos principais e da súa historia, coas súas implicacións éticas e sociais. É parte imprescindible dunha educación que queira lograr unha formación integral, unha inserción persoal e libre, construtiva na sociedade.

Ten moita importancia que todos os que interveñen na tarefa educativa, sen ceder ao prexuízo laicista, asuman a presenza do ensino relixioso como unha materia propia e rigorosamente escolar, equiparable ás demais materias nos seus obxectivos, no rigor científico dos seus contidos e no carácter formativo dos seus métodos. Sería desexable igualmente que o marco escolar da materia de Relixión queda á marxe da oportunidade política.

Por iso, convidámosvos como pais cristiáns a inscribir aos vosos fillos na materia de Relixión Católica, como expresión do voso compromiso educativo e crente. Esta colaboración vosa será imprescindible para que a escola sirva realmente á formación integral da persoa.

Co noso agradecemento e alento aos pais e profesores que entregades xenerosamente o mellor de vós na educación dos vosos fillos e alumnos, bendicímosvos con afecto no Señor, Mestre que nos dá vida e sostén na esperanza.

+ Julián Barrio Barrio, Arcebispo de Santiago
+ Luis Quinteiro Fiuza, Bispo de Tui-Vigo
+ Alfonso Carrasco Rouco, Bispo de Lugo
+ Leonardo Lemos Montanet, Bispo de Ourense
+ Luís Ángel de las Heras Berzal, cmf, Bispo de Mondoñedo-Ferrol
+ Jesús Fernández González, Bispo Auxiliar de Santiago