Misioneras Servidoras del Evangelio: un millón de gracias y ¡hasta pronto!

La joven asociación misionera se despide de la diócesis ante la falta de personal para atender sus obras

"Les deseamos que el Espíritu Santo siga animando su talante misionero allá donde vayan"

'El pasado día 16 de septiembre tuvo lugar en la localidad de Miño un acto de despedida de las hermanas Misioneras Servidoras del Evangelio. Se van de nuestra diócesis ante la falta de personal para atender sus obras.

Las hermanas Mónica y Piedad (destinadas a Guadalajara), acompañadas por sus cohermanas, Patricia (belga) y Paola (italiana), nos ofrecieron una sencilla despedida que consistió en una oración y un ágape compartidos.

La hermana Mónica nos dirigió unas emotivas palabras de despedida en las que resaltó el agradecimiento y el hermoso recuerdo que se llevan de estas tierras.

Por nuestra parte, las delegaciones de Laicos y Infancia-Juventud-Universidad, CONFER, amig@s de Miño, de Lugo, Santiago, Coruña y Ferrol, les deseamos que el Espíritu Santo siga animando su talante misionero allá donde vayan, como lo han sido los nueve años de su presencia entre nosotros, desde 2007 a 2016'.

Crónica: Hno. Fernando Barrio (CONFER Mondoñedo-Ferrol)