Jornada de la Infancia Misionera 2017

Incide especialmente en la práctica de la vida cristiana siguiendo el rastro de Jesús

"De nuevo es necesario asomarse al Evangelio y descubrir que, para Jesús, los niños son más que seres dignos de respeto y protección, objeto de atención personal, educativa y social"

El próximo domingo 22 de enero con la Jornada de Infancia Misionera, la Iglesia en España invita a los fieles a volver la mirada en los más pequeños y celebrar con ellos una jornada misionera. Apenas cerrado el tiempo de Navidad, en el que hemos contemplado a Dios hecho niño, se enciende una nueva luz que ilumina la expresión de estos pequeños: ahora es en sus caras donde seguimos contemplando el rostro de Dios.

La Obra Pontificia de Infancia Misionera lleva más de 170 años dedicada a formar a los niños en la universalidad de la misión y en la necesidad de dar a conocer el amor de Jesús; iniciarles en el desprendimiento y la generosidad; llamar la atención sobre los niños que sufren, el hambre y las deficientes condiciones sanitarias y de salud, las carencias educativas, las situaciones de guerra y conflictos armados, la esclavitud laboral, el abandono social, la explotación sexual y tantas otras lacras que sufren los niños.

Durante todos estos años y sin hacer discriminación de raza, cultura o nación, los niños de la Infancia Misionera han prestado ayuda a millones de niños de todo el mundo para su alimentación, su vestido y salud, para la protección de sus vidas y educación escolar y, sobre todo, para su nacimiento, crecimiento y maduración en la fe y vida cristiana.

Infancia Misionera promueve entre los niños:

· La cooperación espiritual mediante el ofrecimiento del testimonio de la propia vida cristiana, la oración y pequeños renuncias por las misiones;

· La cooperación material a través de la “ofrenda misionera”, en la que se materializa la ayuda económica que aportan los más pequeños;

· Y la cooperación voluntaria en servicios misioneros, colaborando en todas las actividades misioneras que lleva a cabo la Infancia Misionera.


Infancia Misionera es, en definitiva, una Obra del Papa que promueve la ayuda recíproca entre los niños del mundo y forma, dentro de la Iglesia, una red de solidaridad universal cuyos principales protagonistas son los niños que se convierten en pequeños misioneros.

TODOS LOS MATERIALES DE LA JORNADA, PINCHANDO AQUÍ