Cuando dos gotas de agua reciben la misma llamada

· Autor: Xoán A. Soler

Reportaje por Patricia Calveiro (La Voz de Galicia)

Los sacerdotes Óscar y Javier Santiago Sanmartín son naturales de Neda

"O Xacobeo 2021 vivímolo con moitas ganas e estamos intentando comunicalo como unha oportunidade para acercarte á xente que normalmente non está e incidindo nas parroquias acolledoras"

Ya es curioso encontrar a dos hermanos que sean sacerdotes, más cuando se trata de gemelos y ni qué decir si esas dos gotas de agua acaban implicadas en la planificación del Xacobeo 2021

Casualidades de la vida. Ya es curioso encontrar a dos hermanos que sean sacerdotes, más cuando se trata de gemelos y ni qué decir si esas dos gotas de agua acaban implicadas en la planificación del Xacobeo 2021. Se trata de Óscar y Javier Santiago Sanmartín, naturales de Neda. Al juntarse no pasan desapercibidos.

El alzacuellos los delataba en la presentación en el Gaiás del plan estratégico de la Xunta para el año santo ante miembros de la Iglesia, alcaldes de los más de 120 ayuntamientos por los que transcurre el Camino, junto a otros. Entre todos ellos, los gemelos nedenses destacaban.

Ambos cumplen 48 años en noviembre y, en septiembre, cinco en sus respectivas parroquias: Javier en San Sadurniño y Óscar en Guitiriz. «A nosa historia é simpática», reconoce este último. «Ordeneime eu antes, no 99 e o meu irmán no 2002, pero resulta que el entrou no seminario de Santiago antes ca min. Eu empecei a traballar na Bazán, que actualmente é Navantia, antes de ingresar. Pero Javier a metade de camiño saíuse uns anos e despois volveu a reenganchar cando xa estaba acabando eu. Aparcouno por cuestións familiares, non é que tivera dubidas», aclara.

A ambos párrocos no solo les une la llamada religiosa, también sus responsabilidades dentro de la misma diócesis, una que abarca desde Ferrolterra hasta parte de la provincia de Lugo. Javier es delegado del Camino y Óscar de peregrinación en el ámbito de Mondoñedo-Ferrol. Explican que, ejerciendo el sacerdocio a unos 50 minutos el uno del otro, suelen quedar a menudo para «compartir experiencias» y, aseguran, las confusiones están a la orden del día, «sobre todo cando nos ven por separado». Para más inri, dice Óscar, «eu tamén estiven en San Sadurniño e en Ribadeo, e el en Ferrol». «Hai xente que pensa que somos o mesmo e non entende, por exemplo, como fixemos para estar en dous enterros á vez. Dáse a casualidade que Javier é cura en Vilalba e eu teño parroquias ao lado», cuenta su gemelo, quien saca importancia a su condición de gemelos: «Non somos os únicos. Hai outros dous curas xemelgos en Quiroga e Bonxe».

Los Santiago Sanmartín tienen otros tres hermanos, pero ellos son, con toda probabilidad, los que más cosas comparten: «O 2021 vivímolo con moitas ganas e estamos intentando comunicalo como unha oportunidade para acercarte a xente que normalmente non está e incidindo nas parroquias acolledoras».

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol