Comunicado de la resolución de la Santa Sede ante la denuncia por el comportamiento de un sacerdote

· Autor: Diócesis

La diócesis reitera su máximo compromiso para erradicar cualquier tipo de abuso en el seno de la Iglesia

La Santa Sede solicitó que se revocasen las medidas cautelares, de modo que el sacerdote puede ejercer su ministerio en público

En relación con la acusación que trascendió hace meses sobre un presunto delito de abuso a un menor por parte de un sacerdote residente en la diócesis, este obispado quiere hacer público lo siguiente:

1. Con fecha 3 de septiembre de 2018, el Sr. Obispo abre una investigación previa sobre dicha acusación, nombrando delegado-instructor y notario a dos sacerdotes de la diócesis. Se adoptan medidas cautelares hacia el acusado con el fin de que no ejerza el ministerio en público durante el tiempo en el que se tramite la causa y en tanto la Congregación para la Doctrina de la Fe no disponga otra cosa. Por otra parte, se pone en conocimiento del denunciante los pasos que se han de dar en el proceso canónico y se le informa de la posibilidad de incoar una causa civil.

2. Con fecha 5 de febrero de 2019, concluye la investigación. Al día siguiente, 6 de febrero, el Sr. Obispo emite un decreto de cierre. Con fecha 7 de febrero de 2019, el Sr. Obispo eleva las diligencias realizadas en la investigación ante la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, instancia competente en este caso.

3. Con fecha 19 de julio de 2019, el Sr. Obispo recibe la resolución de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que decide el archivo del caso. En dicha resolución, la Santa Sede afirma que, tras un estudio atento del expediente recibido, no encuentra indicios suficientes para iniciar ningún proceso administrativo o judicial en relación a esta causa y solicita que se revoquen las medidas cautelares ex can. 1722 CIC.

4. Las partes interesadas han sido ya informadas sobre los términos de dicha resolución y el Sr. Obispo ha procedido a revocar las medidas cautelares adoptadas con el sacerdote, de modo que ya puede ejercer el ministerio en público.

5. Finalmente, desde este obispado reiteramos nuestro máximo interés y firme compromiso en la erradicación eficaz de cualquier abuso de poder, de conciencia y sexual en el seno de la Iglesia, obrando con la máxima transparencia en toda investigación y desde la colaboración con las autoridades judiciales. De la misma manera, manifestamos nuestra voluntad de acoger, escuchar y acompañar a cualquier víctima que lo solicite, así como nuestra intención de redoblar los esfuerzos en materia de prevención en aras a crear espacios seguros en la diócesis de Mondoñedo-Ferrol para los menores y adultos vulnerables. Todo ello sin menoscabo de la presunción de inocencia de que goza toda persona investigada hasta la resolución de la denuncia.

Ferrol, viernes 26 de julio de 2019

Servicio Diocesano de Comunicación

@mondonedoferrol