El Cristo de los Navegantes: calma ante la tempestad

Talla del Cristo de los Navegantes (foto tomada en 2018) · Autor: Diócesis

Entrevistamos a Raúl Louro, colaborador en la parroquia del Socorro de Ferrol

A las ocho de la tarde de este Miércoles Santo sonarán las campanas del Socorro de Ferrol, recordando la habitual hora de salida del Cristo de los Navegantes

“Hoy es Miércoles Santo, día de nuestro Santo Cristo de los Navegantes; dan las seis y media de la tarde, la iglesia se empieza a llenar, nervios, los parroquianos ya preparados y el Santo Cristo en la calle, a la espera de la finalización de la eucaristía. Dan las siete, replican las campanas, sacerdotes, monaguillos, autoridades y parroquianos asisten a la Santa Misa. ¡Oh, Santo Cristo de los Navegantes, Tú que dispones de viento y mar, haces la calma de la tempestad, ten de nosotros piedad, Señor, piedad! Ya acabada la eucaristía, empieza la procesión, monaguillos, Cristo, sacerdotes, autoridades, banda y el pueblo que lo sigue por las calles del barrio viejo de Ferrol. Este año, es una Semana Santa rara, pero comprometida para toda la tierra. Por eso, Santo Cristo, ten piedad de todos; sé que no te olvidas de nosotros, que nos tienes presentes a todos. Da salud a los médicos, a todo el personal sanitario, personas esenciales, transportistas, farmacéuticos, cuidadores y muchas personas más”.

Quien esto escribe es Raúl Louro Fernández, parroquiano de Nuestra Señora del Socorro y uno de los grandes colaboradores de don Xosé Francisco Delgado, párroco del equipo pastoral de Ferrol centro. Raúl lo ha escrito estos días, quizá como una especie de desahogo ante la imposibilidad de ver a su Cristo de los Navegantes por las calles de su ciudad.

Raúl, imagino que se te hace muy extraño un Miércoles Santo sin estar pendiente de todos los preparativos que supone esta emblemática procesión que tanta devoción transmite en Ferrol y su entorno
Este año es un año especial para todo el mundo; sobre todo esta Semana Santa, una semana llena de emociones y este año más, porque no es como si lloviera, ya que cuando llueve los actos se hacen dentro de las parroquias, mientras que este año los tenemos que seguir en casa para no expandir más el virus. La procesión del Santo Cristo es una de las más populares de Ferrol, no lleva capuchones, van los niños de monaguillos y el pueblo acompañando. Cuando era pequeño, recuerdo que la gente llevaba velas, ahora ya no, pero no pierde su esplendor.

¿Cuántos años hace qué participas, de una u otra manera, en la celebración del Miércoles Santo y en la procesión del Cristo de los Navegantes?
Antes de participar en la procesión del Cristo, ya participaba en otras; estuve en la Orden Tercera con la Soledad y, después, me cambié a Dolores en el tercio del Yacente y, ahora, pasé al tercio de la Dolorosa. En la procesión del Cristo de los Navegantes, empecé a salir en el 2015 llevando el pendón.

¿Tenéis pensado realizar hoy algún gesto a la hora en que suele transcurrir la procesión?
Sí. Le propuse al párroco, don Xosé Francisco, tocar las campanas a las ocho de la tarde de este Miércoles Santo, ya que más o menos a esa hora es la salida. Fijo que los vecinos de Ferrol Vello se van a emocionar al escuchar las campanas.

¿Cómo estás viviendo tú, en lo personal, y aunque sigues trabajando estos días, esta Semana Santa que nos toca celebrar en medio esta situación tan complicada?
En principio, con miedo y nervios, ya que es una situación nueva cuya evolución desconocemos. Ahora, ya más tranquilo. Yo soy estibador y ando con máquinas, así que procuro realizar mi trabajo realizando una buena limpieza con alcohol de todos los mandos de las máquinas. Por otra parte, sigo todo lo que puedo las celebraciones religiosas en la tele y, cuando puedo, me acerco a la parroquia para comprobar que esté todo bien, en orden y, así, ahorrarle algo de tarea a don Xosé.

Y, por último, ¿qué mensaje deseas hacer llegar a través de nuestra página web a todos los diocesanos de Mondoñedo-Ferrol y en especial a tantos y tantos cofrades que puedan sentir un cierto vacío estos días?
Que vivan la semana por la televisión, que recen mucho por todo el mundo en estos días difíciles. A los cofrades, mucho ánimo; este año es un año especial, pero saldremos adelante en el futuro. Los niños que viven mucho la Semana Santa, que hagan dibujos de sus cofradías favoritas. Rezo por todo el mundo y por los sacerdotes mayores. Dios nos guarde estos días y que Nuestra Señora del Socorro nos guarde en estos momentos difíciles.

Muchas gracias, Raúl, por tu tiempo y por toda esa dedicación de años a las celebraciones y procesiones de Semana Santa
Muchas gracias también a vosotros por la divulgación que realizáis desde el Servicio de Comunicación Diocesano.

Rubén Amor Fernández

Mondoñedo (1970) - Coordinador de Comunicación y portavoz diocesano