Para orar cada día: Martes

15ª semana del Tiempo Ordinario

16 de julio de 2019. Festividad de Nuestra Señora del Carmen

"Asistir todos los días a la Iglesia, o tener muchos gestos de piedad no son garantía de pertenencia al Reino. Vivir la experiencia del Reino de Dios, es una novedad que requiere de conversión permanente"
¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida!

Mateo 11, 20-24

En aquel tiempo, Jesús se puso a maldecir a las ciudades en las que se habían realizado la mayoría de sus milagros, porque no se habían convertido: «¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que en sayal y ceniza se habrían convertido. Por eso os digo que el día del Juicio habrá menos rigor para Tiro y Sidón que para vosotras. Y tú, Cafarnaúm, ¿hasta el cielo te vas a encumbrar? ¡Hasta el Hades te hundirás! Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que se han hecho en ti, aún subsistiría el día de hoy. Por eso os digo que el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma que para ti».
 

Comentario

Jesús parece esperar resultados de su misión. Así es que condena el orgullo y la arrogancia, la que bloquea la escucha de su misión. Frente a la debilidad humana y sus luchas, Jesús muestra compasión, y un halo divino de comprensión; frente al orgullo e hipocresía, habla fuerte como en estas pocas palabras dirigidas a las ciudades que él conocía bien.

La gente, que miraba hacia Jesús con finalidad interesada, no fue capaz de entenderlo.Las grandes ciudades alrededor del lago, que oyeron la predicación de Jesús y vieron sus milagros, no quisieron abrirse a su mensaje. Los sabios y los doctores, que apreciaban todo a partir de su propia ciencia, no fueron capaces de entender la predicación de Jesús.

Jesús enseño acerca del reino de Dios y proclamó el mensaje de curación y de conversión; pero sus enseñanzas y sus poderosas obras no siempre fueron aceptadas. Él censura a los pueblos de Betsaida, Tiro, Sidón y Cafernaum, por no ser receptivos a los frutos de su misión, haciéndolos reflexionar en cómo ellos estaban perdiendo lo que Dios les estaba ofreciendo.
 

Pregunta para reflexionar

¿Cómo me sitúo ante la Buena Nueva de Jesús: como los fariseos o como el pueblo pequeño y libre? Mi ciudad y mi país, ¿merecen la advertencia de Jesús contra Cafarnaún, Corazín y Betsaida?
 

Oración

Jesús, Señor de bondad, tú sabes lo mucho que te necesito para poder retomar el buen camino cada día. Dame la fuerza para poder seguirte hasta el final sin desfallecer. 

Concepcionistas de Viveiro

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Viveiro