Para orar cada día: Jueves

26 de abril de 2018. Festividad de San Isidoro

"Isidoro fue sal y luz en la Iglesia y en la cultura de su tiempo, con su sabiduría y con su sentido eclesial. El Evangelio nos da luz y sal al grupo de creyentes"
Vosotros sois la sal de la tierra

Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte. Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos».
 

Comentario

No se usa el verbo tener, sino ser. Indica identidad. Algo que no es postizo. Se es sal y luz. Es la manera de repartir sal y luz para los demás.

Isidoro fue sal y luz en la Iglesia y en la cultura de su tiempo, con su sabiduría y con su sentido eclesial. El Evangelio nos da luz y sal al grupo de creyentes. Cuando se es luz y sal vale para todos. Es una luz y una sal que sazona e ilumina lo verdaderamente humano. Cuántas veces escuchamos a no creyentes que dicen: <<No creo, pero la luz y la sal de esta persona me atrae y la admiro>>. A niveles sencillos de nuestro entorno estamos llamados a ser sal y luz que interrogue y aliente.

 

Pregunta para reflexionar

¿Quiero, Señor, seguir tus pasos, ponerme al servicio de los hermanos, con amor gratuito?
 

Oración

Señor, “luz del mundo y sal de la tierra”. Eso fue San Isidoro, a quien preparaste en el seno de una familia profundamente cristiana, que dejó su Cartagena natal para trasladarse a Sevilla y preservar la fe católica. Sal y luz. Solo si yo estoy encendido por ti y salado, podré serlo para los demás, con mi vida y mi palabra y en las redes sociales.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo