Para orar cada día: Sábado

24 de febrero de 2018. Festividad de San Modesto

"Cuando experimentamos en nosotros mismos que somos poseídos por el amor de Dios, es cuando crece en nosotros la santidad"
Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan

Mateo 5, 43-48

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: ‘Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo’. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los publicanos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles? Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial
 

Comentario

Este texto evangélico no invita al perfeccionismo sino a la santidad. Solo Dios es santo y fuente de santidad. Por eso, cuando experimentamos en nosotros mismos que somos poseídos por el amor de Dios, es cuando crece en nosotros la santidad. La santidad es un don.

Dios regala el sol y la lluvia a todos, sin importarle si son buenos o malos. Sólo podemos llamarnos hijos suyos cuando obramos del mismo modo, aceptando que todos tengan su cuota de felicidad más allá de sus acciones.
 

Pregunta para reflexionar

El hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Todo el camino cuaresmal, que es camino y senda por la que el hombre recupera la filiación divina y vuelve a ser hijo de Dios, semejante a su Padre. El Espíritu desde dentro del alma en gracia, nos instruirá ¿Nos dejaremos?
 

Oración

Jesús, escuchar tu palabra y desear seguir tus consejos y tu ejemplo es un regalo tan grande que exige corresponder con una vida lo más cercana a la perfección. Perdonar al enemigo cuesta cuando uno cree que tiene la razón y es el otro el culpable. Pero tú quieres, no solo que perdone a mis enemigos – como tú perdonaste a los que te crucificaban- sino que además, los ame, les desee lo mejor y rece por ellos.

Concepcionistas de Mondoñedo

Comunidad de las Madres Concepcionistas Franciscanas de Mondoñedo. Autora: Sor María de la Luz